El ministro de Justicia de Brasil lamenta intervención telefónica a fiscales


  • El ministro Sergio Moro encabezó la investigación de la Operación Autolavado (Lava Jato) cuando era juez federal. Emitió un comunicado después de que el portal noticioso The Intercept publicara artículos en los que, aseguró, se revelaban mensajes privados entre Moro y miembros del grupo especial de trabajo
Imagen de archivo de una rueda de prensa del juez federal Sergio Moro en Porto Alegre, Brasil
Imagen de archivo de una rueda de prensa del juez federal Sergio Moro en Porto Alegre, Brasil, ene 21, 2017.

Rio de Janeiro — El ministro de Justicia de Brasil lamentó el domingo la “invasión criminal” de teléfonos de varios de los fiscales involucrados en una extensa investigación anticorrupción que ha llevado a decenas de políticos y empresarios a prisión.

El ministro Sergio Moro encabezó la investigación de la Operación Autolavado (Lava Jato) cuando era juez federal. Emitió un comunicado después de que el portal noticioso The Intercept publicara artículos en los que, aseguró, se revelaban mensajes privados entre Moro y miembros del grupo especial de trabajo.

En uno de los artículos publicados el domingo, The Intercept dijo que el entonces juez Moro y los fiscales que participaban en una investigación sobre el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva intercambiaron mensajes comentando el caso. Según el artículo, Moro dio instrucciones a los fiscales, extralimitándose en sus deberes como juez.

Lula fue condenado a 12 años y un mes de prisión en una condena por corrupción que después se redujo a ocho años y 10 meses.

Moro dijo que no se le había dado la oportunidad de comentar sobre las conversaciones telefónicas intervenidas antes de que fueran publicadas y lamentó que la fuente de los mensajes filtrados permaneciera anónima.

La fiscalía federal emitió dos comunicados confirmando que los teléfonos habían sido pirateados. La agencia defendió el trabajo del grupo especial encargado del caso Autolavado y su imparcialidad. También condenó severamente la “vil acción del hacker”, señalando que la filtración podría poner en riesgo investigaciones abiertas y revelaba la estrategia de la fiscalía.

El pirateo también dejó al descubierto detalles de la vida personal de los fiscales y sus familias, señaló la fiscalía. Los teléfonos hackeados eran de empleados de la fiscalía del estado de Paraná.

El caso Autolavado se lanzó en 2014 para investigar contratos firmados por la petrolera estatal Petrobras por valor de miles de millones de dólares.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press (AP). Edición, Área Periodística OIPOL.

LOGO2 ESP-1 -
Haga parte de OIPOL, Instituição Profissional, inscrita dentro do banco de entidades consultivas da UNODC / ONU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: