Estados Unidos y Colombia entrenan en la Operación Relámpago 4


A Foto A-
Aviones F-16 con tripulaciones de operaciones especiales de la Guardia Nacional de Carolina del Sur y de la Fuerza Aérea de Colombia participaron en el Ejercicio de Combate Aéreo Relámpago 4. (Foto: Fuerza Aérea de Colombia).

Dos aviones bombarderos Boeing B-52 Stratofortress de la Guardia Nacional de Carolina del Sur escoltados por aviones de combate delta de la Fuerza Aérea de Colombia, tomaron posiciones para atacar a un blanco estratégico en el espacio de la Base Aérea de Palanquero, en Puerto Salgar, Colombia, alcanzando su objetivo.

Esta operación ficticia fue parte del ejercicio internacional de Combate Aéreo Relámpago 4 a finales de julio de 2019, con la participación de 30 aeronaves de ambos países. Los militares ejercitaron misiones de ataque, rescate, guerra electrónica, transporte de personal y equipamiento, y reabastecimiento de combustible en el aire.  Este año asistieron como observadores del ejercicio Brasil, Chile y España.

“Los aviones B-52, F16 y Kfir, participaron en ambos equipos, lo que no es usual”, explicó a Diálogo el Brigadier General de la Fuerza Aérea de Colombia Pablo Enrique García Valencia, jefe del Comando de Operaciones Aéreas. “Cumplimos todos los objetivos del entrenamiento y comprobamos, gracias a la ayuda de los Estados Unidos, nuestro progreso, nivel y experiencia para operar en misiones más exigentes”.

A Foto A--
Tripulaciones de la Fuerza Aérea de Colombia dieron la bienvenida a sus homólogos de la Guardia Nacional de Carolina del Sur, en la Base Aérea de Palanquero, Puerto Salgar, Colombia. (Foto: Fuerza Aérea de Colombia).

Los nuevos métodos empleados por los grupos armados organizados para delinquir fueron la base del diseño de las misiones del entrenamiento. Debido a la constante evolución táctica y tecnológica de estos grupos criminales, son necesarias nuevas estrategias y equipamiento para hacerles frente y estar siempre un paso adelante, aseguró a la prensa la Fuerza Aérea de Colombia.

“La operación más compleja del ejercicio fue la llamada HALO, en la cual transportamos personal, equipo y suministros desde un transporte aéreo a gran altitud [8000 metros] mediante saltos en caída libre en paracaídas, para infiltrarnos”, explicó el Brig. Gral. García. “Todo sucede mientras atacamos un objetivo [en tierra] y ejecutamos una misión de zigzag en el ambiente de un combate aéreo”.

Durante el ejercicio, la Fuerza Aérea de Colombia indicó que planea renovar su flota de Kfir, y evalúa entre otros, a la aeronave estadounidense F-16, para reemplazar sus unidades obsoletas. El Presupuesto General de la Nación de Colombia para el 2020 prevé para el sector de Defensa USD 310 millones para la inversión en equipos y sistemas de armas.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Diálogo / Yolima Dussán. Edición, Área periodística OIPOL.

LOGO2 ESP-1 -
Haga parte de OIPOL, Instituição Profissional, inscrita dentro do banco de entidades consultivas da UNODC / ONU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: