Cientos de puertorriqueños afectados por serie de sismos quedan sin casa


A Foto A--
Unas personas que no pueden regresar a sus hogares tras un sismo de magnitud 6,4 se forman para recibir alimentos en Ponce, Puerto Rico, el miércoles 8 de enero de 2020. (AP Foto/Carlos Giusti)

Guánica, Puerto Rico  — Autos, catres y sillas de plástico se convirtieron en camas temporales para cientos de familias que perdieron sus hogares en el suroeste de Puerto Rico luego de una serie de sismos que sacudió la isla, uno de los cuales fue el más fuerte en un siglo.

El terremoto de magnitud 6,4 que remeció el territorio estadounidense justo antes del amanecer el martes provocó la muerte de una persona, heridas a otras nueve y dejó sin electricidad a toda la población.

Más de 250.000 puertorriqueños seguían sin agua el miércoles y otro medio millón sin electricidad, lo cual también afectaba las telecomunicaciones.

Otra réplica de magnitud 4,7 sacudió al territorio el miércoles, cerca de la costa sur de la isla, con la misma poca profundidad que tuvo el sismo del martes. De momento no se han reportado daños graves.

Más de 2.000 personas estaban albergándose en refugios del gobierno en el suroeste de la isla, mientras el presidente estadounidense Donald Trump declaró un estado de emergencia y la gobernadora de Puerto Rico Wanda Vázquez activó a la Guardia Nacional.

“La magnitud de este evento es de tal gravedad, que el gobierno estatal y los gobiernos municipales de Puerto Rico no cuentan con la capacidad para responder de manera efectiva”, comentó Vázquez y elogió la decisión de Trump.

La localidad costera de Guánica, en el suroeste del territorio, fue la más afectada. Más de 200 personas se habían refugiado en un gimnasio tras un sismo el lunes, pero el siguiente terremoto causó daños en la estructura del edificio y les obligó a dormir a la intemperie.

Entre ellos estaba Lupita Martínez, de 80 años, que se sentó en el polvoriento estacionamiento junto a su esposo de 96 años. Él dormía en una cama improvisada, tapado con un abrigo azul oscuro.

“No hay luz. No hay agua. No hay nada. Esto es horrible”, dijo Martínez.

La pareja estaba sola, lamentando que la persona que los atendía había desaparecido y no respondía a sus llamadas. Al igual que muchos puertorriqueños afectados por los temblores, tienen hijos en Estados Unidos que les instaron a mudarse allí, al menos hasta que la tierra deje de temblar.

Aunque las autoridades dijeron que era demasiado pronto para valorar los daños totales causados por la serie de sismos que empezaron la noche del 28 de diciembre, señalaron que cientos de viviendas y negocios en el suroeste de la isla quedaron dañados o destruidos. Tan sólo en Guánica, una localidad de unas 15.000 personas, casi 150 viviendas se vieron afectadas por el sismo, así como tres escuelas, incluida una estructura de tres pisos en la que los dos primeros quedaron totalmente destrozados.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por la agencia de noticias AP. Edició, Área Periodística OIPOL.

LOGO2 ING-1 ---
OIPOL, necesita de su cooperación, para ello el público puede donar con su tarjeta de crédito, para ayudar a la institución en sus operaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: