EE.UU. y Honduras cierran el cerco al narcotráfico venezolano


Los mecanismos de cooperación entre Honduras, los Estados Unidos y el Gobierno interino de Venezuela, adquieren mayor intensidad para contener a las mafias del narcotráfico venezolano vinculadas al régimen de Nicolás Maduro, a pesar de la pandemia del Covid-19.

Para potenciar las operaciones militares contra el tráfico de drogas y la delincuencia en toda la región, el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández inauguró en Tegucigalpa, el 25 de mayo, el Centro Combinado de Operaciones Interagencial (CCOI).

El CCOI se utilizará para operaciones multidominio y se vinculará al Centro Interagencial de Operaciones Tácticas  en Colón, Gracias a Dios y Olancho. “Esta plataforma interagencial genera apoyo mutuo, en tiempo real, para conducir operaciones tácticas contra las mafias del narcotráfico”, dijo el Coronel del Ejército de Honduras Juan Ramón Macoto, comandante de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional.

Antes de la inauguración del CCOI, una comisión integrada por representantes de Honduras, los EE. UU. y el Gobierno interino de Venezuela realizó una inspección del Centro Interagencial de Operaciones Tácticas en Gracias a Dios, para verificar el modo de proceder del Cártel de los Soles, una estructura criminal dentro de las filas del régimen de Maduro, que utiliza a Honduras como puente para el tráfico de drogas ilegales, indicó Claudio Sandoval, embajador del Gobierno interino venezolano ante Honduras.

“El 100 por ciento de los aviones que aterrizan ilegalmente en este país con cargamentos de drogas provienen de Venezuela”, aseguró Sandoval a la prensa. “Allí [en Gracias a Dios] existe un cementerio de narcoavionetas desechables que se usan solamente para trasladar una carga, y luego queda la prueba del delito en el sitio”.

“Parten del estado [venezolano] Zulia, de Perijá y la Guajira, porque ahorran horas de vuelo”, declaró Sandoval al diario hondureño El Nacional. “Centroamérica es importante, ideal para el Cártel de los Soles. Allí aterrizan las avionetas y luego por vía terrestre trasladan la droga a Guatemala, México y los EE. UU.”, agregó.

Con la puesta en marcha del CCOI y la entrada en vigor de la nueva ley hondureña de espacio aéreo, se cerrarán cada vez más las vías para el narcotráfico. La nueva ley de intercepción aérea no letal, alinea a Honduras con los tratados y costumbres internacionales, y abre la puerta a una mayor coordinación y cooperación con los EE. UU.

“Las estructuras criminales también utilizan las aguas hondureñas para transportar ilícitos. Los sumergibles, embarcaciones rápidas y botes pesqueros son los medios más utilizados, generalmente a través de mecanismos de transbordo, y así arribar a la zona costera y aprovechar la zona lacustre y fluvial”, finalizó el Cnel. Macoto.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Julieta Pelcastre/Diálogo. Edición, Área Periodística OIPOL.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: