Presidente colombiano se opone a la portación de pequeñas cantidades de droga

A foto AP--
En esta foto del miércoles 26 de septiembre de 2018, el presidente colombiano Iván Duque Márquez pronuncia un discurso ante la Asamblea General de la ONU. (AP Foto/Richard Drew)

Bogotá — Iván Duque, presidente de Colombia, emitió el lunes un decreto que prohíbe la portación de pequeñas cantidades de marihuana y cocaína, aun cuando las cortes han dicho que la posesión de tales dosis no debería ser penalizada.

El decreto permite a la policía catear a las personas y confiscarles cualquier droga que lleven consigo. Los infractores serán multados.

La venta y exportación de ambas drogas es ilegal desde hace tiempo en Colombia. Sin embargo, las leyes sobre consumo de drogas se flexibilizaron desde la década de 1990 y la Corte Constitucional autorizó la portación personal de pequeñas cantidades de marihuana y cocaína.

Duque dijo que la nueva medida protegerá a los menores de los traficantes que venden droga cerca de las escuelas. Pero los detractores aseguran que restringe las libertades personales.

“Esto abre la puerta a más abuso policial”, dijo Eduardo Vélez, portavoz del Colectivo Sí a la Dosis Personal, que propugna por la legalización de la marihuana.

“Nadie va a dejar de fumarse un cacho porque se emite un decreto”, declaró Vélez poco después de que el mandatario firmó la medida. El colectivo había protestado antes contra el nuevo código de policía con un “fumatón”, en el que decenas de personas fumaron marihuana abiertamente en un parque público. La policía disolvió la protesta rápidamente.

En una histórica sentencia emitida en 1994, la Corte Constitucional de Colombia prohibió al gobierno encarcelar a los consumidores de drogas. En la sentencia también se dice que los ciudadanos están autorizados a portar pequeñas cantidades de drogas para su consumo personal porque el gobierno no debe entrometerse en el derecho de la gente al “libre desarrollo de la personalidad”.

Analistas jurídicos debaten si la nueva medida de Duque contraviene el fallo de la Corte Constitucional. Aunque el decreto no dice nada sobre encarcelar a los consumidores de drogas, permite a la policía sancionar a quien porte pequeñas cantidades de marihuana o cocaína, aun si no las están consumiendo en público.

“Es poner a Colombia en el club de países radicales cuando Estados Unidos y Europa le dan otro trato”, afirmó Carlos Medina, ex viceministro de Justicia, al periódico colombiano El Espectador.

Duque afirmó que uno de los principales propósitos de la medida es “proteger los derechos de los niños” que están expuestos a personas que consumen drogas en espacios públicos. Dijo que los traficantes de drogas a pequeña escala obtienen ganancias por la tolerancia de la ley y se acercan a las escuelas para ofrecer marihuana y cocaína a los adolescentes.

Diversos estudios muestran que el consumo de drogas se ha incrementado en la última década en Colombia. Según una encuesta de 2016 del gobierno, 12% de los estudiantes de secundaria en el país había consumido marihuana y 4% había probado la cocaína.

Colombia es el principal exportador de cocaína en el mundo y el cultivo de coca en los últimos años ha aumentado.

Por Manuel Rueda, para Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Autoridades colombianas capturan a 14 miembros del Clan del Golfo

  • Los narcoterroristas pertenecientes al Clan del Golfo, liderado por Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, el cártel más importante de Colombia, surgió hace unos diez años cuando muchos miembros de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia no quisieron acogerse a una desmovilización que propuso el gobierno.
  • Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por la captura de Úsuga.

 

A Foto A -----Bogotá— Catorce miembros, incluidas cuatro mujeres, del Clan del Golfo, la red principal del narcotráfico colombiano, fueron capturados cerca de Barrancabermeja, una importante ciudad en el noreste del país.

Los detenidos comparecerán en las próximas horas ante la Fiscalía General de la Nación, que los acusará de rebelión, tráfico ilegal de armas y narcotráfico, señalo en rueda de prensa el coronel de la policía Roger Martínez, comandante de la zona.

Se les decomisó 10 armas de fuego y documentación que la inteligencia policial considera importante para la investigación.

Martínez señaló que los detenidos “extorsionaban, amenazaban y habían generado temor entre los habitantes de esa zona”.

Desde hace más de dos años, las autoridades colombianas han capturado a centenares de miembros de esta red a quienes se les han decomisado más de 120 toneladas de cocaína y millones de dólares.

El Clan del Golfo, liderado por Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, el cártel más importante de Colombia, surgió hace unos diez años cuando muchos miembros de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia no quisieron acogerse a una desmovilización que propuso el gobierno.

Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por la captura de Úsuga.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Narcoterroristas del ELN secuestran tres militares colombianos

Bogotá — Tres militares fueron secuestrados por miembros de la facción terrorista del Ejército de Liberación Nacional en el departamento de Arauca en el este de Colombia, se informó el jueves.

En menos de una semana, el ELN ha secuestrado a nueve personas, entre ellas a siete uniformados -entre policías y soldados- y a dos civiles contratistas de una empresa de comunicaciones.

El ejército colombiano informó en un comunicado de prensa que los tres militares se desplazaban el miércoles en un vehículo del servicio público en una zona de Tame, en Arauca, cuando fueron interceptados por dos desconocidos que se los llevaron con rumbo desconocido. “Los militares secuestrados se encontraban en permiso, de civil y sin armamento”, añadió.

El gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, dijo a medios locales que las autoridades militares le indicaron que según informes de inteligencia a los soldados “los tiene un grupo del ELN y esta es una zona de influencia de este grupo guerrillero”. Agregó que “estos secuestros se dan para demostrar fuerza en momentos en que se desarrollan los diálogos de paz en La Habana”.

El comandante del ejército, general Ricardo Gómez, publicó en Twitter que “el secuestro de nuestros tres soldados, que estaban en total estado de indefensión, no solo atenta contra todo derecho sino contra la dignidad humana. Exigimos el respeto por su vida y su pronta liberación”.

La semana pasada terminó el sexto ciclo de conversaciones entre delegados de la facción del ELN y del saliente gobierno de Juan Manuel Santos donde el tema principal, llegar a un acuerdo concreto para un cese del fuego bilateral, no fue resuelto.

El martes al asumir la presidencia Iván Duque señaló que su gobierno se dará un tiempo de 30 días para evaluar los 17 meses de conversaciones con el ELN pero advirtió que “un proceso creíble debe cimentarse en el cese total de acciones criminales, con estricta supervisión internacional y tiempos definidos. Queremos avanzar, pero para avanzar hay que dejar la impronta de que el pueblo colombiano no se va a dejar intimidar”.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político antiimperialista inspirado en la revolución cubana y tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes, según cifras oficiales. Este grupo, la segunda mayor que opera en territorio colombiano, se dedica al narcotráfico, el tráfico de armas, secuestro extorsivo, atentados contra la infraestructura del país, entre otros delitos. Fue declarado como facción terrorista por los Estados Unidos y la Unión Europea.

La violencia del narcoterrorismo de Colombia deja unos 262.000 muertos

A Foto El Informador VEBogotá — El conflicto armado interno que padece Colombia, que hasta el momento lleva más de medio siglo, deja unos 262.000 muertos en 353.000 hechos de violencia, según un informe del Centro de Memoria Histórica.

El organismo creado para documentar la violencia en el país sudamericano reveló el jueves que del total de las víctimas fatales “215.005 eran civiles y 46.813 eran combatientes”.

La investigación y recopilación de documentos sobre los hechos violentos ocurridos entre 1958 y julio de 2018 demoró cinco años.

“Por primera vez un sistema de información integra 592 fuentes sociales e institucionales y un total de 10.236 documentos y bases de datos para unificar criterios y clasificar información que permitan contribuir con el esclarecimiento histórico… La documentación de cada hecho responde a la pregunta ¿quién le hizo qué a quién, cuándo, dónde y cómo?”, indicó el informe.

Según el documento también hubo 80.514 desaparecidos, 37.094 víctimas de secuestros, 15.687 víctimas de la violencia sexual y 17.894 menores reclutados por la los grupos narcoterroristas.

La mayoría de las muertes fueron atribuidas a las facciones terroristas (llamadas de para militares, guerrilla o rebeldes) dedicadas al narcotráfico, la extracción de minerales ilegalmente, al secuestro extorsivo, entre otros delitos.

Andrés Suarez, coordinador del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro de Memoria Histórica dijo en entrevista con The Associated Press que “estas cifras son muy preocupantes”. Explicó que el informe fue entregado a la Justicia Especial para la Paz, la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Víctimas y es un “apoyo para sus trabajos de investigación al futuro”.

Por su parte, el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, dijo a la local Ron Radio que estas cifras “justifican plenamente toda la política de paz del gobierno del presidente (Juan Manuel) Santos. Esas cifras impresionantes, que son espeluznantes, son las que nos ratifican el proceso de paz y tener hoy el final del conflicto”.

Las cifras corresponden a las principales modalidades de violencia: ataques a poblaciones, asesinatos selectivos, masacres, atentados terroristas, secuestros, desapariciones forzadas, violencia sexual, daños a bienes civiles, reclutamiento y utilización de menores.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Clan del Golfo coloca precio a cabeza de una perra policía colombiana

  • Un cartel que cuenta con su propio ejército guerrillero, ha ofrecido una recompensa de 7.000 dólares a quien mate o capture a la diestra sabuesa

A Foto APBogotá, Colombia — Ésta es la historia de una perra antinarcóticos con un precio sobre su cabeza.

Sombra, una pastor alemán de 6 años, ha ayudado a la policía de Colombia a detectar más de 2.000 kilos de cocaína escondidos en maletas, barcos y grandes cargamentos de fruta.

Pero conforme la perra olisquea su camino hacia un récord de decomisos, también se ha convertido en el objetivo más reciente del grupo narcotraficante más poderoso de Colombia.

La policía colombiana reveló recientemente que el Clan del Golfo, un cartel que cuenta con su propio ejército guerrillero, ha ofrecido una recompensa de 7.000 dólares a quien mate o capture a la diestra sabuesa.

Luego de la amenaza, los agentes reubicaron a Sombra de un transitado puerto en la costa caribeña de Colombia a la capital, en donde ahora utiliza su extraordinario talento para olisquear a través de paquetes sospechosos en el aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá.

Cuando concluye su jornada de seis horas, Sombra es trasladada en camioneta con ventanas blindadas a su perrera. La suelen escoltar dos guardias armados.

“Tenemos que encargarnos de su seguridad”, dijo el agente José Rojas, el cuidador de 25 años de Sombra.

Las pesquisas de Sombra son más necesarias que nunca ya que la policía colombiana lucha contra la creciente producción de cocaína que pone a prueba las relaciones tradicionalmente cercanas con Estados Unidos. Un informe reciente de la Casa Blanca halló que la cantidad de tierra en donde los agricultores y narcotraficantes cultivan la planta utilizada para producir cocaína aumentó 11% en 2017, a pesar de los 10.000 millones de dólares de Estados Unidos destinados a la campaña antinarcóticos.

“El mensaje del presidente Trump a Colombia es claro: el crecimiento récord de la producción de cocaína debe revertirse”, advirtió Jim Carroll, vicedirector de la oficina de control de drogas de Estados Unidos.

El presidente electo de Colombia, Iván Duque, promete una estrategia más severa para acelerar la erradicación con medidas que incluirían rocío aéreo y el uso de drones. Pero incluso con la avanzada tecnología, los expertos dicen que la investigación en tierra, como aquella que realiza Sombra, es indispensable.

Algunos de las hazañas recientes de Sombra incluyen descubrir más de cinco toneladas de cocaína del Clan del Golfo destinados a Europa y ocultos en cajones de bananas. Los agentes también le dan crédito a su increíble nariz de más de 245 arrestos relacionados con drogas en dos de los aeropuertos más grandes de Colombia.

“Su olfato ha sobresalido por encima de los demás caninos”, dijo Rojas.

Los carteles de drogas como el Clan del Golfo han tomado nota de sus habilidades.

Luego de enterarse que habían puesto un precio a la cabeza de Sombra, el director de la policía nacional de Colombia ordenó que fuera trasladada a su nuevo puesto a principios de este año, según medios locales. Los investigadores descubrieron la amenaza contra Sombra a través de una llamada interceptada.

“Sombra es un pastor alemán que se ha convertido en el terror de las organizaciones criminales”, afirmó un artículo reciente publicado en El Espectador de Colombia.

En un día común, Sombra se levanta a las 6 de la mañana y es llevada de su perrera a su trabajo en el aeropuerto El Dorado para inspeccionar paquetes y carga. Con su chaleco neón protector, orejas puntiagudas y boca semiabierta, parece más una querida mascota familiar que un experimentado perro de policía.

Desde que fue transferida en enero, Sombra ha olfateado miles de kilos de cocaína, ayudando a sus cuidadores a encontrar las drogas escondidas en cajas de zapatillas y collares de madera. Hace unos meses, el obstinado can también olisqueó como 77 kilos de cocaína colocados muy al fondo de una máquina industrial.

El trabajo es riesgoso: la policía nacional de Colombia calcula que ha perdido al menos 1.800 agentes en las últimas dos décadas y varios perros en la guerra contra las drogas. Algunos agentes fueron asesinados por sicarios bajo las órdenes de los narcotraficantes, mientras que otros murieron en ataques como bombazos en estaciones policiales. Varios caninos han muerto mientras ayudan a los agentes a erradicar los cultivos de cocaína.

Las victorias de Sombra la han convertido en una especie de querida de los medios y, al trotar alrededor del aeropuerto de Bogotá con su cuidador, algunos seguidores la detienen ocasionalmente para tomarse una selfie.

Rojas dijo que la atención estelar que recibe no ha afectado a Sombra.

“Es mucho más fácil el trabajo con ella ya que atiende mejor las órdenes que le imparto. Además de eso es más juguetona que los demás”.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Associated Press. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Interceptan grupo criminal dedicado al lavado de dinero internacional a gran escala

  • Calcula que la organización criminal había lavado alrededor de 2,5 millones de euros (2,9 millones de dólares), gran parte de ellos por el tráfico de drogas, según EuropolA Foto Europol

Madrid— Europol, una agencia policial europea, informó el miércoles que ayudó a las policías de España y Colombia a desmembrar dos pandillas involucradas en lavado de dinero a gran escala.

Se calcula que la organización criminal había lavado alrededor de 2,5 millones de euros (2,9 millones de dólares), gran parte de ellos por el tráfico de drogas, agregó Europol.

La pandilla lavaba dinero al convertir grandes cantidades de efectivo en criptomonedas, como bitcoin y altcoins, o bien al “pitufear”, un término utilizado cuando se dividen ganancias ilícitas en pequeños pagos, agregó.

Una de las pandillas operaba en varias localidades en España y Francia y otra red tenía su sede en Madrid.

La policía arrestó a 23 supuestos miembros de los grupos, la mayoría de España, Colombia y Venezuela. Se han registrado 12 casas, 10 en España y dos en Colombia, agregó Europol.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Liberan a 12 venezolanas víctimas de trata sexual en Perú

A Foto ALima— La policía peruana rescató a 12 mujeres venezolanas, dos de ellas menores de edad, que estaban en manos de una red de trata sexual que reclutaba a migrantes que huían de la crisis en esa nación sudamericana. También fueron liberadas tres colombianas, una también menor.

En un comunicado emitido la noche del miércoles, la policía explicó que las víctimas habrían sido captadas en Bogotá, se les pagó un pasaje a Perú valuado en unos 300 dólares y luego en Lima se les exigió el pago de 1.000 dólares, para lo cual se las amenazaba y obligaba a prostituirse.

Los agentes contra la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes realizaron dos operativos simultáneos en los distritos limeños de La Victoria y San Martín de Porres.

Tras la intervención se encontró a 12 venezolanas y tres colombianas, de las cuales tres eran menores de edad y una tenía cinco meses de embarazo.

La policía detuvo a los venezolanos Juan Martínez Miara y Keily Castro Figuera, así como al estadounidense Manolo Cabrera que mantenían retenidas a las mujeres bajo amenazas.

Este no es el primer caso en el que la policía encuentra a venezolanas víctimas de la trata en Perú. En abril se rescató a cuatro menores de edad en otra zona de Lima y en enero a 18 mujeres venezolanas en la región sureña de Arequipa.

En Perú el delito de trata de personas se castiga con penas de entre ocho y 15 años de prisión, pero en casos agravados puede llegar hasta los 35 años.

La crisis social y económica en Venezuela ha desembocado en una migración masiva de los ciudadanos de ese país que por casi dos siglos fue receptor de un gran número de inmigrantes, particularmente durante los conflictos armados que azotaron a Europa y sus países vecinos en el siglo XX.

Según la agencia de migraciones de Perú a inicios de mayo el número de venezolanos superó los 280.000, con un promedio de ingreso diario de poco más de 2.000.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Nuevo récord de producción de coca en Colombia

  • Reporte del gobierno de los Estados Unidos
  • En el 2017, el cultivo de coca aumentó 11% hasta cubrir 209.000 hectáreas (516.450 acres), un número no visto en más de dos décadas de registros y con 10.000 millones de dólares de ofensivas antinarcóticos. Se calcula que la producción de cocaína aumentó 19% a 921 toneladas métricas.
  • Riesgo en relaciones entre Washington y Bogotá
A Foto AP -
Foto facilitada por AP.

Bogotá, Colombia – Rio de Janeiro, Brasil — La cantidad de tierra dedicada al cultivo de la planta utilizada para la producción de cocaína, ha crecido a niveles históricos en Colombia, de acuerdo con un reporte del gobierno estadounidense difundido el lunes, un auge que podría poner en riesgo su cercana relación con Estados Unidos.

En el 2017, el cultivo de coca aumentó 11% hasta cubrir 209.000 hectáreas (516.450 acres), un número no visto en más de dos décadas de registros y con 10.000 millones de dólares de ofensivas antinarcóticos. Se calcula que la producción de cocaína aumentó 19% a 921 toneladas métricas.

“El mensaje del presidente Trump a Colombia es claro: el histórico crecimiento de la producción de cocaína debe revertirse”, dijo Jim Carroll, subdirector de la oficina antidrogas de la Casa Blanca.

La producción de coca en Colombia ha crecido de forma constante desde 2013, cuando empezaron las negociaciones con las ahora desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El grupo era una de las organizaciones narcotraficantes más grandes de Colombia y muchos esperaban que tras la firma del acuerdo de paz en 2016, el país finalmente acabara con el problema.

En su lugar, nuevos grupos armados ilícitos se han movilizado en los desolados territorios selváticos manejados anteriormente por las FARC para tomar el control de las rutas de narcotráfico. Las partes del acuerdo de paz destinadas a erradicar la coca y proveer alternativas viables a los colombianos pobres que viven de su cultivo no se han desarrollado bien.

Junto con la decisión de Colombia de poner fin a la aspersión aérea de herbicidas sobre cultivos ilícitos en 2015 por cuestiones de salud, la cantidad de coca en las áreas rurales continúa creciendo.

El presidente electo, Iván Duque, insinuó durante su campaña que podría volver a la aspersión aérea, aunque no proporcionó detalles de cómo sería el nuevo programa. Colombia también sigue adelante con el plan de rociar cultivos con drones para atacar a las plantas de coca desde una distancia menor y con mayor precisión que los aviones que antes rociaban los químicos.

“Si sólo va a rociar a todos y olvidarse de ellos, o apegarse al acuerdo de paz, será difícil”, dijo Adam Isacson de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos.

El año pasado, el presidente Donald Trump amenazó con descertificar a Colombia como socio en la lucha antidrogas si la tendencia no era revertida. En aquella época, Colombia había establecido la meta de erradicar 100.000 hectáreas (247.105 acres) en partes iguales de erradicación forzada y voluntaria. Colombia alcanzó su objetivo forzado de erradicación, pero se quedó muy corto en la sustitución voluntaria de cultivos.

A pesar de los esfuerzos de erradicación, la producción de coca aumentó, aunque el brinco del año pasado fue menor al de años recientes.

“Supongo que muestra lo rápidamente que la gente planta y replanta”, dijo Isacson.

Los analistas dicen que mejorar las condiciones en las áreas rurales en Colombia es crucial para que los campesinos pobres dejen de depender de la producción de coca, pero el camino ha sido lento.

Este año, el gobierno de Colombia dijo que 69.000 familias firmaron el acuerdo de sustitución y que 39.000 recibían pagos para ayudarles a cambiar a cultivos nuevos como cacao y aguacate. Esperaban que esas familias sustituyeran 30.000 hectáreas (74.132 acres) para finales de abril.

El lento progreso se ha debido en parte a un gobierno poco activo con recursos limitados para impulsar un proyecto oneroso vinculado al controvertido acuerdo de paz. Pero los expertos dicen que el plan de sustitución de Colombia también es difícil de lograr porque requiere que los campesinos erradiquen por completo sus plantas de coca antes de depender financieramente de los cultivos alternos.

Juan Carlos Garzón, profesor invitado en el Centro Wilson de Washington, dijo que el gobierno de Colombia también ha tenido problemas para establecer una presencia en los territorios controlados por las FARC en donde se cultiva la gran mayoría de las plantas de coca.

“Eso no ha sucedido con la intensidad que la gente había esperado”, dijo.

En entrevista con The Associated Press, el presidente saliente Juan Manuel Santos dijo el lunes que los productores de droga se han vuelto expertos en evadir la erradicación y que el proceso de paz creó un incentivo perverso para que los campesinos cultiven más coca.

Los campesinos con cultivos de coca pueden solicitar subsidios del gobierno si aceptan sustituir las plantas.

Pero también dijo que el actual plan de reducción pone a Colombia en una trayectoria para reducir la producción de coca en por lo menos 50% en cinco años al atacar las causas de raíz.

“Antes eso no se podía por la guerra”, dijo. “Se erradicaban y sembraban al otro día. Colombia pareciera en una bicicleta estática”.

El alza en la producción de coca en Colombia ocurre en momentos en que el número de consumidores de cocaína, y las muertes por sobredosis en Estados Unidos, siguen aumentando. El número de personas que han muerto por sobredosis que incluyen cocaína se ha duplicado con creces desde 2013, según la Casa Blanca.

El gobierno de Colombia debe hacer más, dijo Carroll, y agregó que la trayectoria ascendente de la producción de coca es inaceptable. Pero Estados Unidos continuará trabajando con Colombia para ayudar al país a reducir los números, aseveró.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Colombia podría imprimir un resurgimiento a la izquierda

  • Petro, un extremista del desmovilizado grupo M-19, está detrás del derechista Iván Duque para las elecciones del domingo y aunque no gane la contienda para remplazar al presidente Juan Manuel Santos, sus ideas radicales están cobrando fuerza.
  • Pero la firma del acuerdo de paz en 2016 con la facción terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que acabó cinco décadas de conflicto, ha cambiado las prioridades de muchos votantes y abierto camino para la izquierda en las urnas
A Foto Gustavo Petro
Gustavo Petro

BOGOTÁ – Ante una multitud en la pequeña ciudad industrial de Yumbo, al suroeste de Colombia, el candidato presidencial izquierdista Gustavo Petro lanzó una propuesta: comprar una inmensa extensión de tierra en donde el magnate Carlos Ardila Lulle cultiva caña para producir azúcar y etanol.

“Bonito sería el gesto, que (Ardila Lulle) decidiera una vez la Colombia Humana sea gobierno, vender su hacienda de Incauca al Estado para que la entregue al pueblo campesino”, aseguró el exalcalde de Bogotá.

La multitud gritó y aplaudió celebrando la inédita idea en un país con profundas diferencias entre ricos y pobres que históricamente ha sido gobernado por líderes de derecha o de centroderecha, y en donde la izquierda sólo ha accedido al poder local y regional en los últimos años.

Aunque las FARC y otros movimientos de izquierda llevan mucho tiempo reclamando tierras para los más pobres, han tenido poca tradición política. Incluso partidos de izquierda más urbanos han enfrentado divisiones por sus luchas internas.

“Por eso me gusta la propuesta de Petro, no es decir que se quitaran las tierras a los latifundistas, es invitarlos a hacerlas productivas, generando empleos, mejorando la calidad de vida de quienes entran a trabajar allí”, dijo en Bogotá Margarita Velosa, una profesora universitaria de 52 años.

Petro, un extremista del desmovilizado grupo M-19, está detrás del derechista Iván Duque para las elecciones del domingo y aunque no gane la contienda para remplazar al presidente Juan Manuel Santos, sus ideas radicales están cobrando fuerza.

La izquierda, dividida hasta ahora, nunca había estado tan cerca de ganar la presidencia o de tener influencia en el Congreso, frente a una tradicional derecha que se centra en la seguridad y economía de libre mercado.

Pero la firma del acuerdo de paz en 2016 con la facción terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que acabó cinco décadas de conflicto, ha cambiado las prioridades de muchos votantes y abierto camino para la izquierda en las urnas.

La pobreza, la desigualdad, la educación, la salud y la corrupción comienzan a remplazar a la seguridad como las preocupaciones más apremiantes para millones de ciudadanos.

APUESTA A FUTURO

Si bien la izquierda sigue siendo diversa y abarca tanto a exguerrilleros como a tecnócratas progresistas, un buen desempeño de Petro puede sentar las bases para un movimiento más dinámico en futuras elecciones.

El candidato, quien como alcalde de Bogotá fue polémico por un escándalo en el sistema de recolección de basuras que lo sacó temporalmente del cargo, está 12 puntos porcentuales por debajo de Duque según el último sondeo.

“El apoyo a Petro es indicativo de una creciente insatisfacción populista con el status quo”, dijo Sergio Guzmán, analista principal de Control Risk para Colombia, quien aseguró que muchos votantes están cansados ​​de las desigualdades económicas y los escándalos de corrupción.

“A menos que las elites puedan abordar esos problemas estructuralmente, la frustración probablemente persistirá hasta el 2022 y tal vez hasta el 2026”, explicó.

Petro dijo a Reuters en una reciente entrevista que el control político de las elites ha dejado marginados a millones de colombianos de la riqueza e impedido una nación cohesionada.

Muchos analistas dicen que el avance de la izquierda recaerá en los votantes jóvenes sin recuerdos personales del conflicto que están hastiados de una cúpula salpicada por escándalos de corrupción e indiferente ante la desigualdad.

“Hay una falta de credibilidad para la clase política que siempre ha estado en el poder”, dijo Emanuel Peña, un estudiante de veterinaria de 25 años. “Y eso te hace pensar que un cambio hacia la izquierda, incluso si no es radical, es necesario y muy posible”.

Pero el mayor desafío para la izquierda viene desde adentro: las luchas ideológicas entre partidos a menudo han obstaculizado las coaliciones. Una broma bien conocida dice que la izquierda es “reunida, no unida”.

Y a pesar de su éxito reciente, Petro no es universalmente aceptado incluso en la izquierda. Candidatos más favorables a las empresas, como Sergio Fajardo, que es el tercero en las encuestas, se han negado a unir fuerzas con el exalcalde.

“Si la izquierda quiere ganar en 2022, ahora deben ponerse de acuerdo en una plataforma unida, una estructura de liderazgo clara y un mensaje disciplinado. Hasta ahora, ha sido más como una orquesta de solistas, donde cada candidato tiene sus problemas individuales”, afirmó Guzmán de Control Risk.

TENDENCIA CRECIENTE

El creciente éxito en las elecciones locales y regionales puede ser la clave para obtener más apoyo, dijo Óscar Palma, profesor de política de la Universidad de Rosario en Bogotá.

“Independiente de Petro, independientemente de las elecciones presidenciales, incluso del acuerdo de paz con las FARC, hemos visto una tendencia creciente para la izquierda. Creo que es un proceso que podría seguir creciendo”, aseguró.

La izquierda tiene historia en Colombia, pero un poco trágica.

El candidato presidencial liberal Jorge Eliécer Gaitán, un famoso orador que criticó la desigualdad, fue asesinado en 1948 en un incidente que desató violencia e inspiró a grupos rebeldes como las FARC.

El primer intento de las FARC de fundar un partido -La Unión Patriótica- terminó con el asesinato de unos 5.000 militantes a manos de paramilitares de derecha en la década de 1980.

Muchos colombianos asocian partidos izquierdistas con grupos guerrilleros que aterrorizaron al país con secuestros, asesinatos y atentados, especialmente con exrebeldes como Petro. La ideología sigue siendo “satanizada”.

“Todavía no hemos superado la idea de que la izquierda significa guerrillas armadas”, dijo Palma.

En otros países de América Latina, como El Salvador y Nicaragua, los grupos rebeldes ganaron con el paso de los años el poder en las urnas.

Sin embargo, el nuevo partido creado por los líderes de las FARC -algunos de los cuales probablemente enfrentarán tribunales por crímenes de guerra- fue desairado en las elecciones legislativas de marzo, con una escasa votación.

La oposición al acuerdo de paz con las FARC es un tema que divide a la sociedad y Duque ha prometido modificarlo. Las bandas criminales se han expandido a regiones que alguna vez ocuparon y controlaron los exrebeldes ahora desmovilizados.

Esa polarización y el temor a que el acuerdo de paz haya empeorado las cosas, sumado a la percepción de que es necesario mantener la izquierda a raya, favorece a Duque.

El colapso económico de la vecina Venezuela bajo un gobierno socialista le ha permitido a Duque explotar la teoría de que una victoria de la izquierda sería un desastre.

Los políticos de derecha acusan a Petro de representar el “Castrochavismo”, una referencia de las filosofías políticas de los fallecidos líderes de Cuba, Fidel Castro y de Venezuela, Hugo Chávez. Más de medio millón de venezolanos vive en Colombia, muchos llegaron huyendo de la crisis a pie, en busca de alimentos, atención médica, vivienda y trabajo.

Mientras Colombia busca impulsar su desacelerada economía, las angustiosas historias de refugiados avivan el fuego de un dramático mensaje contra la izquierdista.

“Colombia no está preparada para convertirse en una sociedad socialista o comunista, lo que nos llevaría al mismo caos que Venezuela está viendo”, dijo Jesús López, de 54 años, luciendo una camiseta de Duque antes de un mitin en el departamento de Chocó, una zona golpeada por la pobreza y la violencia de las bandas criminales y la guerrilla del ELN.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters. Reporte adicional de Carlos Vargas, Julia Cobb y Steven Grattan. Editado por Juana Casas y Pablo Garibian. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Gobierno colombiano negocia la “paz” con narcoterroristas del ELN

  • La facción, dedicada a secuestros, narcotráfico, atentados contra la infraestructura del país y minería ilegal, está formada por unos 1.500 combatientes. Está considerada una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, y el Gobierno de Colombia habían logrado un primer alto al fuego bilateral de 101 días entre el 1 de octubre y el 9 de enero de este año.
En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia.
En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia. 

LA HABANA  – El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) reanudaron el jueves en La Habana sus diálogos de paz luego de que Ecuador rechazó en abril seguir apoyando el proceso mientras los guerrilleros continúan con los ataques en la región.

En la reapertura de las negociaciones, ambas partes coincidieron en afirmar que apostarán en este quinto ciclo por pactar un nuevo cese al fuego bilateral como fórmula para terminar un conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado unos 220.000 muertos.

“Somos conscientes de que tenemos que ir dando pasos decisivos y que llegó la hora de ir concretando acordar un cese al fuego bilateral estable y más robusto (…)”, dijo el jefe de la delegación del Gobierno, Gustavo Bell, ante representantes de Chile, Brasil, Noruega, Venezuela y Cuba, países garantes que acompañan el proceso negociador.

El ELN, formado por unos 1.500 combatientes y considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, y el Gobierno de Colombia habían logrado un primer alto al fuego bilateral de 101 días entre el 1 de octubre y el 9 de enero de este año.

“Ninguna adversidad va a hacer que nos levantemos de la mesa de diálogo”, dijo con énfasis el comandante Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador del ELN, al intervenir en la reanudación de las conversaciones.

El ELN, acusado de financiarse a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha intentado buscar una vía para la paz en el pasado con otros gobiernos, pero sus acciones han fracasado por sus posiciones radicales.

Las negociaciones entre las partes en Cuba se extenderán inicialmente hasta el 25 de este mes, según una fuente de la delegación del Gobierno colombiano.

Es procedente destacar que la información fue facilitada por Reuters. Reporte de Nelson Acosta; REUTERS NAB PA. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Guerra entre narcoterroristas y facciones criminales generan crisis en Colombia

Problemas humanitarios en noreste de colombiano

A Foto ABOGOTÁ  – Los combates entre guerrilleros del ELN y una banda criminal por el control de una región estratégica para el cultivo de hoja de coca y la producción de cocaína en el noreste de Colombia ha provocado una crisis humanitaria que afecta a miles de civiles, denunció el viernes un colectivo de derechos humanos.

Desde mediados de marzo, los habitantes de 11 municipios de la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, sufren los enfrentamientos entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la banda criminal los Pelusos, dijo Clúster de Protección Colombia, un colectivo de agencias de Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales que trabajan temas humanitarios.

“Los enfrentamientos han afectado a más de 85.000 personas quienes se encuentran con graves restricciones de acceso a servicios, bienes básicos y limitaciones a la movilidad”, afirmó el colectivo. “Existen restricciones al acceso humanitario por la presencia de minas antipersonal”.

En la región tuvo presencia la antigua guerrilla de las FARC, que salió en cumplimiento del acuerdo de paz firmado con el gobierno en 2016 para acabar un conflicto interno de más de medio siglo que ha cobrado 220.000 vidas.

Una situación similar ocurre en otras regiones del país de 50 millones de habitantes, donde grupos armados ilegales luchan para asumir el control territorial de zonas en donde estuvieron las FARC y que son estratégicas para economías ilegales como el narcotráfico y la minería ilegal.

Clúster de Protección Colombia reveló que casi 45.000 niños y jóvenes no reciben clases en las escuelas y colegios de la zona, mientras que más de 2.800 personas se han desplazado para huir de los combates y evitar quedar en medio del fuego cruzado. Adicionalmente, unos 4.500 indígenas están en situación de confinamiento.

Los establecimientos comerciales de la zona y el transporte público se encuentran paralizados, mientras que el acceso a los hospitales es limitado pese a que las Fuerzas Militares y la Policía Nacional intensificaron sus patrullajes e intentan recuperar el control, de acuerdo con autoridades civiles de la zona.

Es procedente indicar que la in formación fue suministrada por Reuters. Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado en español por Javier López de Lérida.

FARC retira su candidatura a la presidencia de Colombia

A Foto CanalCNC Cartagena
Rodrigo Londoño. Foto CanalCNC Cartagena

BOGOTÁ – El naciente partido político de la FARC (facción terrorista colombiana) retiró el jueves su candidatura a la presidencia de Colombia, después de que su máximo dirigente, Rodrigo Londoño, fue sometido a una intervención quirúrgica de corazón.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) también argumentó como motivos del retiro los ataques con huevos, tomates y piedras contra su candidato presidencial en recientes giras atribuidos a sectores de la derecha.

“Circunstancias ampliamente conocidas sobre el proceso de recuperación de nuestro candidato Timo, tras la cirugía practicada en el día de ayer, unida a las ya señaladas sobre los rasgos de la contienda electoral, nos han llevado a declinar nuestra aspiración presidencial”, dijo un comunicado de la FARC leído por Iván Márquez.

Procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters. Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Juana Casas.

El ELN continúa con su psicopatía del terror

Después de prometer que implementaría un cese al fuego unilateral durante las elecciones parlamentarias, el terrorismo del Ejercito de Liberación Nacional (ELN) asesina cinco soldados en ataque de guerrilla del ELN en el noreste de Colombia

BOGOTÁ – Al menos cinco soldados murieron y 10 más resultaron heridos el martes en un ataque con explosivos del grupo narcoterrorista del Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra una caravana militar que transitaba por una carretera en el noreste de Colombia, cerca a la frontera con Venezuela, informó el ejército.

El ataque, que se registró en la vía que comunica los pueblos de Tibú y Salazar de las Palmas, en el departamento de Norte de Santander, se produjo un día después de que el ELN, la cacción terrorista activa más grande de Colombia, anunció un cese al fuego unilateral de cinco días para facilitar el normal desarrollo de las elecciones legislativas de marzo.

“Se presentó una acción terrorista con la activación de un artefacto explosivo instalado por sujetos pertenecientes al Frente Juan Fernando Porras Martínez del ELN”, dijo un comunicado del Ejército Nacional.

El gobierno y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes, iniciaron una negociación de paz en Ecuador en febrero del año pasado en un esfuerzo por poner fin por completo a un conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

Aunque las partes acordaron un cese al fuego bilateral de más de tres meses que comenzó en octubre y terminó en enero, las conversaciones no han tenido mayores logros.

El presidente Juan Manuel Santos suspendió las conversaciones con el ELN en enero después de una escalada de ataques del grupo guerrillero que dejaron ocho policías muertos, 40 más heridos y daños a la infraestructura petrolera del país.

El ELN, acusado de financiarse a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos en intentos que han fracasado por sus posiciones radicales.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias.Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Gabriel Burin.

Terroristas del ELN promete tregua unilateral para elecciones legislativas

Foto A .BOGOTÁ – La mayor terrorista activo de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunció el lunes una tregua unilateral de cinco días para facilitar el normal desarrollo de las elecciones legislativas de marzo, al tiempo que pidió al gobierno reiniciar de inmediato la negociación de paz.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió en enero la negociación de paz con el ELN después de una serie de ataques que dejaron ocho policías muertos, decenas de heridos y daños en la infraestructura petrolera del país.

“Ante las próximas elecciones del 11 de marzo -así no compartamos estos procesos viciados-, como una muestra de respeto a las colombianas y colombianos que van a depositar su voto, el Ejército de Liberación Nacional realizará un cese de operaciones militares ofensivas, entre el 9 y el 13 de marzo próximo”, dijo en un comunicado el grupo rebelde.

De concretarse el anuncio del ELN, los colombianos podrían acudir a unas elecciones sin el temor de ataques de la guerrilla. El gobierno firmó un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a finales del 2016 y el antiguo grupo rebelde se convirtió en un partido político que presentará candidatos a los comicios legislativos y presidenciales.

Los colombianos irán a las urnas el 11 de marzo para elegir un nuevo Congreso, mientras que algunos partidos políticos realizarán consultas internas para seleccionar sus candidatos para los comicios presidenciales de mayo.

El gobierno y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes, iniciaron una negociación de paz en Ecuador en febrero del año pasado en un esfuerzo por poner fin por completo a un conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

Aunque las partes acordaron un cese al fuego bilateral de más de tres meses que comenzó en octubre y terminó en enero, las conversaciones no han tenido mayores logros.

“Proponemos al presidente Santos fijar una fecha de inicio del Quinto ciclo de conversaciones y enviar su delegación de diálogo a Quito”, afirmó el grupo rebelde, que en sus comienzos fue integrado por sacerdotes católicos radicales.

Santos aseguró que si se concreta la oferta de tregua unilateral del ELN, el gobierno podría tomar la decisión de reiniciar los diálogos de paz.

“Este comunicado, si lo respaldan con acciones, es precisamente el tipo de gestos que estábamos buscando para reanudar esos diálogos”, sostuvo el presidente en declaraciones a la radio local.

Cabe señalar que, el ELN, es financiado a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos en intentos que han fracasado por sus posiciones radicales.

Es procedente indicar que la Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Rodrigo Charme.

Facción narcoterrorista colombiana anuncia “paro armado”

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) alega el propósito de la acción por suspensión de conversaciones de paz

Foto EL INFORMANTE USA
Foto EL INFORMANTE USA

BOGOTÁ – La banda del ELN anunció el miércoles que realizará un “paro armado” de tres días a partir del sábado, como reacción a la suspensión por parte del Gobierno de las negociaciones de paz con el grupo rebelde tras una serie de ataques con explosivos que dejaron policías muertos.

En el pasado, el denominado paro implicó restricciones a la libre movilización de vehículos y personas, así como al comercio en las zonas rurales en las que tiene presencia el ELN.

Según un comunicado del grupo narcoterrorista, la decisión obedece a “la continuidad del terrorismo de Estado y el incremento de la persecución a los dirigentes populares y la judicialización de la protesta social; como también la negativa del Gobierno para darle continuidad al Quinto Ciclo de conversaciones en Quito”.

La restricción comenzará a partir de las 06.00 hora local del 10 de febrero y se extenderá a las 06.00 hora local del 13 de febrero.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió la semana pasada la negociación de paz con el ELN, después de una serie de ataques del grupo armado en el norte del país que dejaron siete policías muertos y decenas de heridos.

“Hacemos el llamado a los transportadores y pasajeros para que se abstengan de viajar y evitarse inconvenientes”, precisó el comunicado del ELN.

Además, el ELN ha perpetrado ataques con explosivos contra un tramo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, prolongando la parálisis de casi un mes del bombeo de petróleo a través de la instalación.

Cabe señalar que la información fue facilitada el día 7 de febrero por Reuters Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Marion Giraldo.

Chiquita Brands International acusada de apoyar financieramente a las FARC

La empresa  alcanza acuerdo con familias de víctimas estadounidenses de la facción terrorista

Foto Chiquita
Foto Chiquita

NUEVA YORK  – Las familias de seis ciudadanos estadounidenses que fueron secuestrados y asesinados por el narcoterrorismo colombiano de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) alcanzaron un acuerdo con Chiquita Brands International, empresa a la que acusaron de apoyar financieramente al grupo, según documentos presentados el lunes a la corte.

El acuerdo extrajudicial fue revelado el día en el que la demanda de las familias iría a juicio en una corte federal en Florida. Los términos del trato no fueron divulgados.

Las familias habían acusado al distribuidor de bananas Chiquita de entregar más de 220.000 dólares en apoyo material a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde 1989 a 1999, en pagos que promediaron los 32.000 dólares al año.

Los familiares aseguraban que los pagos hacen a la empresa responsable de la muerte de cinco misioneros cristianos y un geólogo, todos estadounidenses, secuestrados por las FARC en la década de 1990.

Chiquita no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

“Ha sido una travesía muy prolongada para las familias de las víctimas y esperamos que este acuerdo pueda llevarlos a un cierre”, dijo Ramon Rasco, uno de los abogados que representa a los demandantes.

Gary Osen, otro de los abogados de los demandantes, rehusó hacer comentarios sobre el monto del acuerdo.

Las demandas son parte de un litigio consolidado de larga data de ciudadanos estadounidenses y de otros países por los pagos que Chiquita hizo a grupos paramilitares colombianos. La empresa sostuvo en documentos ante la corte que era víctima de extorsión de parte de las FARC y otros grupos.

Es procedente señalar que la información fue facilitada el dia 6 de febrero por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Brendan Pierson en Nueva York; Reporte adicional de Alison Frankel, Editado en Español por Ricardo Figueroa.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: