Presidente colombiano se opone a la portación de pequeñas cantidades de droga

A foto AP--
En esta foto del miércoles 26 de septiembre de 2018, el presidente colombiano Iván Duque Márquez pronuncia un discurso ante la Asamblea General de la ONU. (AP Foto/Richard Drew)

Bogotá — Iván Duque, presidente de Colombia, emitió el lunes un decreto que prohíbe la portación de pequeñas cantidades de marihuana y cocaína, aun cuando las cortes han dicho que la posesión de tales dosis no debería ser penalizada.

El decreto permite a la policía catear a las personas y confiscarles cualquier droga que lleven consigo. Los infractores serán multados.

La venta y exportación de ambas drogas es ilegal desde hace tiempo en Colombia. Sin embargo, las leyes sobre consumo de drogas se flexibilizaron desde la década de 1990 y la Corte Constitucional autorizó la portación personal de pequeñas cantidades de marihuana y cocaína.

Duque dijo que la nueva medida protegerá a los menores de los traficantes que venden droga cerca de las escuelas. Pero los detractores aseguran que restringe las libertades personales.

“Esto abre la puerta a más abuso policial”, dijo Eduardo Vélez, portavoz del Colectivo Sí a la Dosis Personal, que propugna por la legalización de la marihuana.

“Nadie va a dejar de fumarse un cacho porque se emite un decreto”, declaró Vélez poco después de que el mandatario firmó la medida. El colectivo había protestado antes contra el nuevo código de policía con un “fumatón”, en el que decenas de personas fumaron marihuana abiertamente en un parque público. La policía disolvió la protesta rápidamente.

En una histórica sentencia emitida en 1994, la Corte Constitucional de Colombia prohibió al gobierno encarcelar a los consumidores de drogas. En la sentencia también se dice que los ciudadanos están autorizados a portar pequeñas cantidades de drogas para su consumo personal porque el gobierno no debe entrometerse en el derecho de la gente al “libre desarrollo de la personalidad”.

Analistas jurídicos debaten si la nueva medida de Duque contraviene el fallo de la Corte Constitucional. Aunque el decreto no dice nada sobre encarcelar a los consumidores de drogas, permite a la policía sancionar a quien porte pequeñas cantidades de marihuana o cocaína, aun si no las están consumiendo en público.

“Es poner a Colombia en el club de países radicales cuando Estados Unidos y Europa le dan otro trato”, afirmó Carlos Medina, ex viceministro de Justicia, al periódico colombiano El Espectador.

Duque afirmó que uno de los principales propósitos de la medida es “proteger los derechos de los niños” que están expuestos a personas que consumen drogas en espacios públicos. Dijo que los traficantes de drogas a pequeña escala obtienen ganancias por la tolerancia de la ley y se acercan a las escuelas para ofrecer marihuana y cocaína a los adolescentes.

Diversos estudios muestran que el consumo de drogas se ha incrementado en la última década en Colombia. Según una encuesta de 2016 del gobierno, 12% de los estudiantes de secundaria en el país había consumido marihuana y 4% había probado la cocaína.

Colombia es el principal exportador de cocaína en el mundo y el cultivo de coca en los últimos años ha aumentado.

Por Manuel Rueda, para Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Autoridades colombianas capturan a 14 miembros del Clan del Golfo

  • Los narcoterroristas pertenecientes al Clan del Golfo, liderado por Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, el cártel más importante de Colombia, surgió hace unos diez años cuando muchos miembros de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia no quisieron acogerse a una desmovilización que propuso el gobierno.
  • Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por la captura de Úsuga.

 

A Foto A -----Bogotá— Catorce miembros, incluidas cuatro mujeres, del Clan del Golfo, la red principal del narcotráfico colombiano, fueron capturados cerca de Barrancabermeja, una importante ciudad en el noreste del país.

Los detenidos comparecerán en las próximas horas ante la Fiscalía General de la Nación, que los acusará de rebelión, tráfico ilegal de armas y narcotráfico, señalo en rueda de prensa el coronel de la policía Roger Martínez, comandante de la zona.

Se les decomisó 10 armas de fuego y documentación que la inteligencia policial considera importante para la investigación.

Martínez señaló que los detenidos “extorsionaban, amenazaban y habían generado temor entre los habitantes de esa zona”.

Desde hace más de dos años, las autoridades colombianas han capturado a centenares de miembros de esta red a quienes se les han decomisado más de 120 toneladas de cocaína y millones de dólares.

El Clan del Golfo, liderado por Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, el cártel más importante de Colombia, surgió hace unos diez años cuando muchos miembros de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia no quisieron acogerse a una desmovilización que propuso el gobierno.

Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por la captura de Úsuga.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Narcoterroristas del ELN secuestran tres militares colombianos

Bogotá — Tres militares fueron secuestrados por miembros de la facción terrorista del Ejército de Liberación Nacional en el departamento de Arauca en el este de Colombia, se informó el jueves.

En menos de una semana, el ELN ha secuestrado a nueve personas, entre ellas a siete uniformados -entre policías y soldados- y a dos civiles contratistas de una empresa de comunicaciones.

El ejército colombiano informó en un comunicado de prensa que los tres militares se desplazaban el miércoles en un vehículo del servicio público en una zona de Tame, en Arauca, cuando fueron interceptados por dos desconocidos que se los llevaron con rumbo desconocido. “Los militares secuestrados se encontraban en permiso, de civil y sin armamento”, añadió.

El gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, dijo a medios locales que las autoridades militares le indicaron que según informes de inteligencia a los soldados “los tiene un grupo del ELN y esta es una zona de influencia de este grupo guerrillero”. Agregó que “estos secuestros se dan para demostrar fuerza en momentos en que se desarrollan los diálogos de paz en La Habana”.

El comandante del ejército, general Ricardo Gómez, publicó en Twitter que “el secuestro de nuestros tres soldados, que estaban en total estado de indefensión, no solo atenta contra todo derecho sino contra la dignidad humana. Exigimos el respeto por su vida y su pronta liberación”.

La semana pasada terminó el sexto ciclo de conversaciones entre delegados de la facción del ELN y del saliente gobierno de Juan Manuel Santos donde el tema principal, llegar a un acuerdo concreto para un cese del fuego bilateral, no fue resuelto.

El martes al asumir la presidencia Iván Duque señaló que su gobierno se dará un tiempo de 30 días para evaluar los 17 meses de conversaciones con el ELN pero advirtió que “un proceso creíble debe cimentarse en el cese total de acciones criminales, con estricta supervisión internacional y tiempos definidos. Queremos avanzar, pero para avanzar hay que dejar la impronta de que el pueblo colombiano no se va a dejar intimidar”.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político antiimperialista inspirado en la revolución cubana y tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes, según cifras oficiales. Este grupo, la segunda mayor que opera en territorio colombiano, se dedica al narcotráfico, el tráfico de armas, secuestro extorsivo, atentados contra la infraestructura del país, entre otros delitos. Fue declarado como facción terrorista por los Estados Unidos y la Unión Europea.

La violencia del narcoterrorismo de Colombia deja unos 262.000 muertos

A Foto El Informador VEBogotá — El conflicto armado interno que padece Colombia, que hasta el momento lleva más de medio siglo, deja unos 262.000 muertos en 353.000 hechos de violencia, según un informe del Centro de Memoria Histórica.

El organismo creado para documentar la violencia en el país sudamericano reveló el jueves que del total de las víctimas fatales “215.005 eran civiles y 46.813 eran combatientes”.

La investigación y recopilación de documentos sobre los hechos violentos ocurridos entre 1958 y julio de 2018 demoró cinco años.

“Por primera vez un sistema de información integra 592 fuentes sociales e institucionales y un total de 10.236 documentos y bases de datos para unificar criterios y clasificar información que permitan contribuir con el esclarecimiento histórico… La documentación de cada hecho responde a la pregunta ¿quién le hizo qué a quién, cuándo, dónde y cómo?”, indicó el informe.

Según el documento también hubo 80.514 desaparecidos, 37.094 víctimas de secuestros, 15.687 víctimas de la violencia sexual y 17.894 menores reclutados por la los grupos narcoterroristas.

La mayoría de las muertes fueron atribuidas a las facciones terroristas (llamadas de para militares, guerrilla o rebeldes) dedicadas al narcotráfico, la extracción de minerales ilegalmente, al secuestro extorsivo, entre otros delitos.

Andrés Suarez, coordinador del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro de Memoria Histórica dijo en entrevista con The Associated Press que “estas cifras son muy preocupantes”. Explicó que el informe fue entregado a la Justicia Especial para la Paz, la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Víctimas y es un “apoyo para sus trabajos de investigación al futuro”.

Por su parte, el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, dijo a la local Ron Radio que estas cifras “justifican plenamente toda la política de paz del gobierno del presidente (Juan Manuel) Santos. Esas cifras impresionantes, que son espeluznantes, son las que nos ratifican el proceso de paz y tener hoy el final del conflicto”.

Las cifras corresponden a las principales modalidades de violencia: ataques a poblaciones, asesinatos selectivos, masacres, atentados terroristas, secuestros, desapariciones forzadas, violencia sexual, daños a bienes civiles, reclutamiento y utilización de menores.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Clan del Golfo coloca precio a cabeza de una perra policía colombiana

  • Un cartel que cuenta con su propio ejército guerrillero, ha ofrecido una recompensa de 7.000 dólares a quien mate o capture a la diestra sabuesa

A Foto APBogotá, Colombia — Ésta es la historia de una perra antinarcóticos con un precio sobre su cabeza.

Sombra, una pastor alemán de 6 años, ha ayudado a la policía de Colombia a detectar más de 2.000 kilos de cocaína escondidos en maletas, barcos y grandes cargamentos de fruta.

Pero conforme la perra olisquea su camino hacia un récord de decomisos, también se ha convertido en el objetivo más reciente del grupo narcotraficante más poderoso de Colombia.

La policía colombiana reveló recientemente que el Clan del Golfo, un cartel que cuenta con su propio ejército guerrillero, ha ofrecido una recompensa de 7.000 dólares a quien mate o capture a la diestra sabuesa.

Luego de la amenaza, los agentes reubicaron a Sombra de un transitado puerto en la costa caribeña de Colombia a la capital, en donde ahora utiliza su extraordinario talento para olisquear a través de paquetes sospechosos en el aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá.

Cuando concluye su jornada de seis horas, Sombra es trasladada en camioneta con ventanas blindadas a su perrera. La suelen escoltar dos guardias armados.

“Tenemos que encargarnos de su seguridad”, dijo el agente José Rojas, el cuidador de 25 años de Sombra.

Las pesquisas de Sombra son más necesarias que nunca ya que la policía colombiana lucha contra la creciente producción de cocaína que pone a prueba las relaciones tradicionalmente cercanas con Estados Unidos. Un informe reciente de la Casa Blanca halló que la cantidad de tierra en donde los agricultores y narcotraficantes cultivan la planta utilizada para producir cocaína aumentó 11% en 2017, a pesar de los 10.000 millones de dólares de Estados Unidos destinados a la campaña antinarcóticos.

“El mensaje del presidente Trump a Colombia es claro: el crecimiento récord de la producción de cocaína debe revertirse”, advirtió Jim Carroll, vicedirector de la oficina de control de drogas de Estados Unidos.

El presidente electo de Colombia, Iván Duque, promete una estrategia más severa para acelerar la erradicación con medidas que incluirían rocío aéreo y el uso de drones. Pero incluso con la avanzada tecnología, los expertos dicen que la investigación en tierra, como aquella que realiza Sombra, es indispensable.

Algunos de las hazañas recientes de Sombra incluyen descubrir más de cinco toneladas de cocaína del Clan del Golfo destinados a Europa y ocultos en cajones de bananas. Los agentes también le dan crédito a su increíble nariz de más de 245 arrestos relacionados con drogas en dos de los aeropuertos más grandes de Colombia.

“Su olfato ha sobresalido por encima de los demás caninos”, dijo Rojas.

Los carteles de drogas como el Clan del Golfo han tomado nota de sus habilidades.

Luego de enterarse que habían puesto un precio a la cabeza de Sombra, el director de la policía nacional de Colombia ordenó que fuera trasladada a su nuevo puesto a principios de este año, según medios locales. Los investigadores descubrieron la amenaza contra Sombra a través de una llamada interceptada.

“Sombra es un pastor alemán que se ha convertido en el terror de las organizaciones criminales”, afirmó un artículo reciente publicado en El Espectador de Colombia.

En un día común, Sombra se levanta a las 6 de la mañana y es llevada de su perrera a su trabajo en el aeropuerto El Dorado para inspeccionar paquetes y carga. Con su chaleco neón protector, orejas puntiagudas y boca semiabierta, parece más una querida mascota familiar que un experimentado perro de policía.

Desde que fue transferida en enero, Sombra ha olfateado miles de kilos de cocaína, ayudando a sus cuidadores a encontrar las drogas escondidas en cajas de zapatillas y collares de madera. Hace unos meses, el obstinado can también olisqueó como 77 kilos de cocaína colocados muy al fondo de una máquina industrial.

El trabajo es riesgoso: la policía nacional de Colombia calcula que ha perdido al menos 1.800 agentes en las últimas dos décadas y varios perros en la guerra contra las drogas. Algunos agentes fueron asesinados por sicarios bajo las órdenes de los narcotraficantes, mientras que otros murieron en ataques como bombazos en estaciones policiales. Varios caninos han muerto mientras ayudan a los agentes a erradicar los cultivos de cocaína.

Las victorias de Sombra la han convertido en una especie de querida de los medios y, al trotar alrededor del aeropuerto de Bogotá con su cuidador, algunos seguidores la detienen ocasionalmente para tomarse una selfie.

Rojas dijo que la atención estelar que recibe no ha afectado a Sombra.

“Es mucho más fácil el trabajo con ella ya que atiende mejor las órdenes que le imparto. Además de eso es más juguetona que los demás”.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Associated Press. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Interceptan grupo criminal dedicado al lavado de dinero internacional a gran escala

  • Calcula que la organización criminal había lavado alrededor de 2,5 millones de euros (2,9 millones de dólares), gran parte de ellos por el tráfico de drogas, según EuropolA Foto Europol

Madrid— Europol, una agencia policial europea, informó el miércoles que ayudó a las policías de España y Colombia a desmembrar dos pandillas involucradas en lavado de dinero a gran escala.

Se calcula que la organización criminal había lavado alrededor de 2,5 millones de euros (2,9 millones de dólares), gran parte de ellos por el tráfico de drogas, agregó Europol.

La pandilla lavaba dinero al convertir grandes cantidades de efectivo en criptomonedas, como bitcoin y altcoins, o bien al “pitufear”, un término utilizado cuando se dividen ganancias ilícitas en pequeños pagos, agregó.

Una de las pandillas operaba en varias localidades en España y Francia y otra red tenía su sede en Madrid.

La policía arrestó a 23 supuestos miembros de los grupos, la mayoría de España, Colombia y Venezuela. Se han registrado 12 casas, 10 en España y dos en Colombia, agregó Europol.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Liberan a 12 venezolanas víctimas de trata sexual en Perú

A Foto ALima— La policía peruana rescató a 12 mujeres venezolanas, dos de ellas menores de edad, que estaban en manos de una red de trata sexual que reclutaba a migrantes que huían de la crisis en esa nación sudamericana. También fueron liberadas tres colombianas, una también menor.

En un comunicado emitido la noche del miércoles, la policía explicó que las víctimas habrían sido captadas en Bogotá, se les pagó un pasaje a Perú valuado en unos 300 dólares y luego en Lima se les exigió el pago de 1.000 dólares, para lo cual se las amenazaba y obligaba a prostituirse.

Los agentes contra la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes realizaron dos operativos simultáneos en los distritos limeños de La Victoria y San Martín de Porres.

Tras la intervención se encontró a 12 venezolanas y tres colombianas, de las cuales tres eran menores de edad y una tenía cinco meses de embarazo.

La policía detuvo a los venezolanos Juan Martínez Miara y Keily Castro Figuera, así como al estadounidense Manolo Cabrera que mantenían retenidas a las mujeres bajo amenazas.

Este no es el primer caso en el que la policía encuentra a venezolanas víctimas de la trata en Perú. En abril se rescató a cuatro menores de edad en otra zona de Lima y en enero a 18 mujeres venezolanas en la región sureña de Arequipa.

En Perú el delito de trata de personas se castiga con penas de entre ocho y 15 años de prisión, pero en casos agravados puede llegar hasta los 35 años.

La crisis social y económica en Venezuela ha desembocado en una migración masiva de los ciudadanos de ese país que por casi dos siglos fue receptor de un gran número de inmigrantes, particularmente durante los conflictos armados que azotaron a Europa y sus países vecinos en el siglo XX.

Según la agencia de migraciones de Perú a inicios de mayo el número de venezolanos superó los 280.000, con un promedio de ingreso diario de poco más de 2.000.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press (AP). Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Nuevo récord de producción de coca en Colombia

  • Reporte del gobierno de los Estados Unidos
  • En el 2017, el cultivo de coca aumentó 11% hasta cubrir 209.000 hectáreas (516.450 acres), un número no visto en más de dos décadas de registros y con 10.000 millones de dólares de ofensivas antinarcóticos. Se calcula que la producción de cocaína aumentó 19% a 921 toneladas métricas.
  • Riesgo en relaciones entre Washington y Bogotá
A Foto AP -
Foto facilitada por AP.

Bogotá, Colombia – Rio de Janeiro, Brasil — La cantidad de tierra dedicada al cultivo de la planta utilizada para la producción de cocaína, ha crecido a niveles históricos en Colombia, de acuerdo con un reporte del gobierno estadounidense difundido el lunes, un auge que podría poner en riesgo su cercana relación con Estados Unidos.

En el 2017, el cultivo de coca aumentó 11% hasta cubrir 209.000 hectáreas (516.450 acres), un número no visto en más de dos décadas de registros y con 10.000 millones de dólares de ofensivas antinarcóticos. Se calcula que la producción de cocaína aumentó 19% a 921 toneladas métricas.

“El mensaje del presidente Trump a Colombia es claro: el histórico crecimiento de la producción de cocaína debe revertirse”, dijo Jim Carroll, subdirector de la oficina antidrogas de la Casa Blanca.

La producción de coca en Colombia ha crecido de forma constante desde 2013, cuando empezaron las negociaciones con las ahora desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El grupo era una de las organizaciones narcotraficantes más grandes de Colombia y muchos esperaban que tras la firma del acuerdo de paz en 2016, el país finalmente acabara con el problema.

En su lugar, nuevos grupos armados ilícitos se han movilizado en los desolados territorios selváticos manejados anteriormente por las FARC para tomar el control de las rutas de narcotráfico. Las partes del acuerdo de paz destinadas a erradicar la coca y proveer alternativas viables a los colombianos pobres que viven de su cultivo no se han desarrollado bien.

Junto con la decisión de Colombia de poner fin a la aspersión aérea de herbicidas sobre cultivos ilícitos en 2015 por cuestiones de salud, la cantidad de coca en las áreas rurales continúa creciendo.

El presidente electo, Iván Duque, insinuó durante su campaña que podría volver a la aspersión aérea, aunque no proporcionó detalles de cómo sería el nuevo programa. Colombia también sigue adelante con el plan de rociar cultivos con drones para atacar a las plantas de coca desde una distancia menor y con mayor precisión que los aviones que antes rociaban los químicos.

“Si sólo va a rociar a todos y olvidarse de ellos, o apegarse al acuerdo de paz, será difícil”, dijo Adam Isacson de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos.

El año pasado, el presidente Donald Trump amenazó con descertificar a Colombia como socio en la lucha antidrogas si la tendencia no era revertida. En aquella época, Colombia había establecido la meta de erradicar 100.000 hectáreas (247.105 acres) en partes iguales de erradicación forzada y voluntaria. Colombia alcanzó su objetivo forzado de erradicación, pero se quedó muy corto en la sustitución voluntaria de cultivos.

A pesar de los esfuerzos de erradicación, la producción de coca aumentó, aunque el brinco del año pasado fue menor al de años recientes.

“Supongo que muestra lo rápidamente que la gente planta y replanta”, dijo Isacson.

Los analistas dicen que mejorar las condiciones en las áreas rurales en Colombia es crucial para que los campesinos pobres dejen de depender de la producción de coca, pero el camino ha sido lento.

Este año, el gobierno de Colombia dijo que 69.000 familias firmaron el acuerdo de sustitución y que 39.000 recibían pagos para ayudarles a cambiar a cultivos nuevos como cacao y aguacate. Esperaban que esas familias sustituyeran 30.000 hectáreas (74.132 acres) para finales de abril.

El lento progreso se ha debido en parte a un gobierno poco activo con recursos limitados para impulsar un proyecto oneroso vinculado al controvertido acuerdo de paz. Pero los expertos dicen que el plan de sustitución de Colombia también es difícil de lograr porque requiere que los campesinos erradiquen por completo sus plantas de coca antes de depender financieramente de los cultivos alternos.

Juan Carlos Garzón, profesor invitado en el Centro Wilson de Washington, dijo que el gobierno de Colombia también ha tenido problemas para establecer una presencia en los territorios controlados por las FARC en donde se cultiva la gran mayoría de las plantas de coca.

“Eso no ha sucedido con la intensidad que la gente había esperado”, dijo.

En entrevista con The Associated Press, el presidente saliente Juan Manuel Santos dijo el lunes que los productores de droga se han vuelto expertos en evadir la erradicación y que el proceso de paz creó un incentivo perverso para que los campesinos cultiven más coca.

Los campesinos con cultivos de coca pueden solicitar subsidios del gobierno si aceptan sustituir las plantas.

Pero también dijo que el actual plan de reducción pone a Colombia en una trayectoria para reducir la producción de coca en por lo menos 50% en cinco años al atacar las causas de raíz.

“Antes eso no se podía por la guerra”, dijo. “Se erradicaban y sembraban al otro día. Colombia pareciera en una bicicleta estática”.

El alza en la producción de coca en Colombia ocurre en momentos en que el número de consumidores de cocaína, y las muertes por sobredosis en Estados Unidos, siguen aumentando. El número de personas que han muerto por sobredosis que incluyen cocaína se ha duplicado con creces desde 2013, según la Casa Blanca.

El gobierno de Colombia debe hacer más, dijo Carroll, y agregó que la trayectoria ascendente de la producción de coca es inaceptable. Pero Estados Unidos continuará trabajando con Colombia para ayudar al país a reducir los números, aseveró.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Associated Press. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Colombia podría imprimir un resurgimiento a la izquierda

  • Petro, un extremista del desmovilizado grupo M-19, está detrás del derechista Iván Duque para las elecciones del domingo y aunque no gane la contienda para remplazar al presidente Juan Manuel Santos, sus ideas radicales están cobrando fuerza.
  • Pero la firma del acuerdo de paz en 2016 con la facción terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que acabó cinco décadas de conflicto, ha cambiado las prioridades de muchos votantes y abierto camino para la izquierda en las urnas
A Foto Gustavo Petro
Gustavo Petro

BOGOTÁ – Ante una multitud en la pequeña ciudad industrial de Yumbo, al suroeste de Colombia, el candidato presidencial izquierdista Gustavo Petro lanzó una propuesta: comprar una inmensa extensión de tierra en donde el magnate Carlos Ardila Lulle cultiva caña para producir azúcar y etanol.

“Bonito sería el gesto, que (Ardila Lulle) decidiera una vez la Colombia Humana sea gobierno, vender su hacienda de Incauca al Estado para que la entregue al pueblo campesino”, aseguró el exalcalde de Bogotá.

La multitud gritó y aplaudió celebrando la inédita idea en un país con profundas diferencias entre ricos y pobres que históricamente ha sido gobernado por líderes de derecha o de centroderecha, y en donde la izquierda sólo ha accedido al poder local y regional en los últimos años.

Aunque las FARC y otros movimientos de izquierda llevan mucho tiempo reclamando tierras para los más pobres, han tenido poca tradición política. Incluso partidos de izquierda más urbanos han enfrentado divisiones por sus luchas internas.

“Por eso me gusta la propuesta de Petro, no es decir que se quitaran las tierras a los latifundistas, es invitarlos a hacerlas productivas, generando empleos, mejorando la calidad de vida de quienes entran a trabajar allí”, dijo en Bogotá Margarita Velosa, una profesora universitaria de 52 años.

Petro, un extremista del desmovilizado grupo M-19, está detrás del derechista Iván Duque para las elecciones del domingo y aunque no gane la contienda para remplazar al presidente Juan Manuel Santos, sus ideas radicales están cobrando fuerza.

La izquierda, dividida hasta ahora, nunca había estado tan cerca de ganar la presidencia o de tener influencia en el Congreso, frente a una tradicional derecha que se centra en la seguridad y economía de libre mercado.

Pero la firma del acuerdo de paz en 2016 con la facción terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que acabó cinco décadas de conflicto, ha cambiado las prioridades de muchos votantes y abierto camino para la izquierda en las urnas.

La pobreza, la desigualdad, la educación, la salud y la corrupción comienzan a remplazar a la seguridad como las preocupaciones más apremiantes para millones de ciudadanos.

APUESTA A FUTURO

Si bien la izquierda sigue siendo diversa y abarca tanto a exguerrilleros como a tecnócratas progresistas, un buen desempeño de Petro puede sentar las bases para un movimiento más dinámico en futuras elecciones.

El candidato, quien como alcalde de Bogotá fue polémico por un escándalo en el sistema de recolección de basuras que lo sacó temporalmente del cargo, está 12 puntos porcentuales por debajo de Duque según el último sondeo.

“El apoyo a Petro es indicativo de una creciente insatisfacción populista con el status quo”, dijo Sergio Guzmán, analista principal de Control Risk para Colombia, quien aseguró que muchos votantes están cansados ​​de las desigualdades económicas y los escándalos de corrupción.

“A menos que las elites puedan abordar esos problemas estructuralmente, la frustración probablemente persistirá hasta el 2022 y tal vez hasta el 2026”, explicó.

Petro dijo a Reuters en una reciente entrevista que el control político de las elites ha dejado marginados a millones de colombianos de la riqueza e impedido una nación cohesionada.

Muchos analistas dicen que el avance de la izquierda recaerá en los votantes jóvenes sin recuerdos personales del conflicto que están hastiados de una cúpula salpicada por escándalos de corrupción e indiferente ante la desigualdad.

“Hay una falta de credibilidad para la clase política que siempre ha estado en el poder”, dijo Emanuel Peña, un estudiante de veterinaria de 25 años. “Y eso te hace pensar que un cambio hacia la izquierda, incluso si no es radical, es necesario y muy posible”.

Pero el mayor desafío para la izquierda viene desde adentro: las luchas ideológicas entre partidos a menudo han obstaculizado las coaliciones. Una broma bien conocida dice que la izquierda es “reunida, no unida”.

Y a pesar de su éxito reciente, Petro no es universalmente aceptado incluso en la izquierda. Candidatos más favorables a las empresas, como Sergio Fajardo, que es el tercero en las encuestas, se han negado a unir fuerzas con el exalcalde.

“Si la izquierda quiere ganar en 2022, ahora deben ponerse de acuerdo en una plataforma unida, una estructura de liderazgo clara y un mensaje disciplinado. Hasta ahora, ha sido más como una orquesta de solistas, donde cada candidato tiene sus problemas individuales”, afirmó Guzmán de Control Risk.

TENDENCIA CRECIENTE

El creciente éxito en las elecciones locales y regionales puede ser la clave para obtener más apoyo, dijo Óscar Palma, profesor de política de la Universidad de Rosario en Bogotá.

“Independiente de Petro, independientemente de las elecciones presidenciales, incluso del acuerdo de paz con las FARC, hemos visto una tendencia creciente para la izquierda. Creo que es un proceso que podría seguir creciendo”, aseguró.

La izquierda tiene historia en Colombia, pero un poco trágica.

El candidato presidencial liberal Jorge Eliécer Gaitán, un famoso orador que criticó la desigualdad, fue asesinado en 1948 en un incidente que desató violencia e inspiró a grupos rebeldes como las FARC.

El primer intento de las FARC de fundar un partido -La Unión Patriótica- terminó con el asesinato de unos 5.000 militantes a manos de paramilitares de derecha en la década de 1980.

Muchos colombianos asocian partidos izquierdistas con grupos guerrilleros que aterrorizaron al país con secuestros, asesinatos y atentados, especialmente con exrebeldes como Petro. La ideología sigue siendo “satanizada”.

“Todavía no hemos superado la idea de que la izquierda significa guerrillas armadas”, dijo Palma.

En otros países de América Latina, como El Salvador y Nicaragua, los grupos rebeldes ganaron con el paso de los años el poder en las urnas.

Sin embargo, el nuevo partido creado por los líderes de las FARC -algunos de los cuales probablemente enfrentarán tribunales por crímenes de guerra- fue desairado en las elecciones legislativas de marzo, con una escasa votación.

La oposición al acuerdo de paz con las FARC es un tema que divide a la sociedad y Duque ha prometido modificarlo. Las bandas criminales se han expandido a regiones que alguna vez ocuparon y controlaron los exrebeldes ahora desmovilizados.

Esa polarización y el temor a que el acuerdo de paz haya empeorado las cosas, sumado a la percepción de que es necesario mantener la izquierda a raya, favorece a Duque.

El colapso económico de la vecina Venezuela bajo un gobierno socialista le ha permitido a Duque explotar la teoría de que una victoria de la izquierda sería un desastre.

Los políticos de derecha acusan a Petro de representar el “Castrochavismo”, una referencia de las filosofías políticas de los fallecidos líderes de Cuba, Fidel Castro y de Venezuela, Hugo Chávez. Más de medio millón de venezolanos vive en Colombia, muchos llegaron huyendo de la crisis a pie, en busca de alimentos, atención médica, vivienda y trabajo.

Mientras Colombia busca impulsar su desacelerada economía, las angustiosas historias de refugiados avivan el fuego de un dramático mensaje contra la izquierdista.

“Colombia no está preparada para convertirse en una sociedad socialista o comunista, lo que nos llevaría al mismo caos que Venezuela está viendo”, dijo Jesús López, de 54 años, luciendo una camiseta de Duque antes de un mitin en el departamento de Chocó, una zona golpeada por la pobreza y la violencia de las bandas criminales y la guerrilla del ELN.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters. Reporte adicional de Carlos Vargas, Julia Cobb y Steven Grattan. Editado por Juana Casas y Pablo Garibian. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Gobierno colombiano negocia la “paz” con narcoterroristas del ELN

  • La facción, dedicada a secuestros, narcotráfico, atentados contra la infraestructura del país y minería ilegal, está formada por unos 1.500 combatientes. Está considerada una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, y el Gobierno de Colombia habían logrado un primer alto al fuego bilateral de 101 días entre el 1 de octubre y el 9 de enero de este año.
En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia.
En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia. 

LA HABANA  – El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) reanudaron el jueves en La Habana sus diálogos de paz luego de que Ecuador rechazó en abril seguir apoyando el proceso mientras los guerrilleros continúan con los ataques en la región.

En la reapertura de las negociaciones, ambas partes coincidieron en afirmar que apostarán en este quinto ciclo por pactar un nuevo cese al fuego bilateral como fórmula para terminar un conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado unos 220.000 muertos.

“Somos conscientes de que tenemos que ir dando pasos decisivos y que llegó la hora de ir concretando acordar un cese al fuego bilateral estable y más robusto (…)”, dijo el jefe de la delegación del Gobierno, Gustavo Bell, ante representantes de Chile, Brasil, Noruega, Venezuela y Cuba, países garantes que acompañan el proceso negociador.

El ELN, formado por unos 1.500 combatientes y considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, y el Gobierno de Colombia habían logrado un primer alto al fuego bilateral de 101 días entre el 1 de octubre y el 9 de enero de este año.

“Ninguna adversidad va a hacer que nos levantemos de la mesa de diálogo”, dijo con énfasis el comandante Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador del ELN, al intervenir en la reanudación de las conversaciones.

El ELN, acusado de financiarse a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha intentado buscar una vía para la paz en el pasado con otros gobiernos, pero sus acciones han fracasado por sus posiciones radicales.

Las negociaciones entre las partes en Cuba se extenderán inicialmente hasta el 25 de este mes, según una fuente de la delegación del Gobierno colombiano.

Es procedente destacar que la información fue facilitada por Reuters. Reporte de Nelson Acosta; REUTERS NAB PA. Edición para OIPOL, Luján Frank Maraschio.

Guerra entre narcoterroristas y facciones criminales generan crisis en Colombia

Problemas humanitarios en noreste de colombiano

A Foto ABOGOTÁ  – Los combates entre guerrilleros del ELN y una banda criminal por el control de una región estratégica para el cultivo de hoja de coca y la producción de cocaína en el noreste de Colombia ha provocado una crisis humanitaria que afecta a miles de civiles, denunció el viernes un colectivo de derechos humanos.

Desde mediados de marzo, los habitantes de 11 municipios de la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, sufren los enfrentamientos entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la banda criminal los Pelusos, dijo Clúster de Protección Colombia, un colectivo de agencias de Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales que trabajan temas humanitarios.

“Los enfrentamientos han afectado a más de 85.000 personas quienes se encuentran con graves restricciones de acceso a servicios, bienes básicos y limitaciones a la movilidad”, afirmó el colectivo. “Existen restricciones al acceso humanitario por la presencia de minas antipersonal”.

En la región tuvo presencia la antigua guerrilla de las FARC, que salió en cumplimiento del acuerdo de paz firmado con el gobierno en 2016 para acabar un conflicto interno de más de medio siglo que ha cobrado 220.000 vidas.

Una situación similar ocurre en otras regiones del país de 50 millones de habitantes, donde grupos armados ilegales luchan para asumir el control territorial de zonas en donde estuvieron las FARC y que son estratégicas para economías ilegales como el narcotráfico y la minería ilegal.

Clúster de Protección Colombia reveló que casi 45.000 niños y jóvenes no reciben clases en las escuelas y colegios de la zona, mientras que más de 2.800 personas se han desplazado para huir de los combates y evitar quedar en medio del fuego cruzado. Adicionalmente, unos 4.500 indígenas están en situación de confinamiento.

Los establecimientos comerciales de la zona y el transporte público se encuentran paralizados, mientras que el acceso a los hospitales es limitado pese a que las Fuerzas Militares y la Policía Nacional intensificaron sus patrullajes e intentan recuperar el control, de acuerdo con autoridades civiles de la zona.

Es procedente indicar que la in formación fue suministrada por Reuters. Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado en español por Javier López de Lérida.

FARC retira su candidatura a la presidencia de Colombia

A Foto CanalCNC Cartagena
Rodrigo Londoño. Foto CanalCNC Cartagena

BOGOTÁ – El naciente partido político de la FARC (facción terrorista colombiana) retiró el jueves su candidatura a la presidencia de Colombia, después de que su máximo dirigente, Rodrigo Londoño, fue sometido a una intervención quirúrgica de corazón.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) también argumentó como motivos del retiro los ataques con huevos, tomates y piedras contra su candidato presidencial en recientes giras atribuidos a sectores de la derecha.

“Circunstancias ampliamente conocidas sobre el proceso de recuperación de nuestro candidato Timo, tras la cirugía practicada en el día de ayer, unida a las ya señaladas sobre los rasgos de la contienda electoral, nos han llevado a declinar nuestra aspiración presidencial”, dijo un comunicado de la FARC leído por Iván Márquez.

Procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters. Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Juana Casas.

El ELN continúa con su psicopatía del terror

Después de prometer que implementaría un cese al fuego unilateral durante las elecciones parlamentarias, el terrorismo del Ejercito de Liberación Nacional (ELN) asesina cinco soldados en ataque de guerrilla del ELN en el noreste de Colombia

BOGOTÁ – Al menos cinco soldados murieron y 10 más resultaron heridos el martes en un ataque con explosivos del grupo narcoterrorista del Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra una caravana militar que transitaba por una carretera en el noreste de Colombia, cerca a la frontera con Venezuela, informó el ejército.

El ataque, que se registró en la vía que comunica los pueblos de Tibú y Salazar de las Palmas, en el departamento de Norte de Santander, se produjo un día después de que el ELN, la cacción terrorista activa más grande de Colombia, anunció un cese al fuego unilateral de cinco días para facilitar el normal desarrollo de las elecciones legislativas de marzo.

“Se presentó una acción terrorista con la activación de un artefacto explosivo instalado por sujetos pertenecientes al Frente Juan Fernando Porras Martínez del ELN”, dijo un comunicado del Ejército Nacional.

El gobierno y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes, iniciaron una negociación de paz en Ecuador en febrero del año pasado en un esfuerzo por poner fin por completo a un conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

Aunque las partes acordaron un cese al fuego bilateral de más de tres meses que comenzó en octubre y terminó en enero, las conversaciones no han tenido mayores logros.

El presidente Juan Manuel Santos suspendió las conversaciones con el ELN en enero después de una escalada de ataques del grupo guerrillero que dejaron ocho policías muertos, 40 más heridos y daños a la infraestructura petrolera del país.

El ELN, acusado de financiarse a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos en intentos que han fracasado por sus posiciones radicales.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias.Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Gabriel Burin.

Terroristas del ELN promete tregua unilateral para elecciones legislativas

Foto A .BOGOTÁ – La mayor terrorista activo de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunció el lunes una tregua unilateral de cinco días para facilitar el normal desarrollo de las elecciones legislativas de marzo, al tiempo que pidió al gobierno reiniciar de inmediato la negociación de paz.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió en enero la negociación de paz con el ELN después de una serie de ataques que dejaron ocho policías muertos, decenas de heridos y daños en la infraestructura petrolera del país.

“Ante las próximas elecciones del 11 de marzo -así no compartamos estos procesos viciados-, como una muestra de respeto a las colombianas y colombianos que van a depositar su voto, el Ejército de Liberación Nacional realizará un cese de operaciones militares ofensivas, entre el 9 y el 13 de marzo próximo”, dijo en un comunicado el grupo rebelde.

De concretarse el anuncio del ELN, los colombianos podrían acudir a unas elecciones sin el temor de ataques de la guerrilla. El gobierno firmó un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a finales del 2016 y el antiguo grupo rebelde se convirtió en un partido político que presentará candidatos a los comicios legislativos y presidenciales.

Los colombianos irán a las urnas el 11 de marzo para elegir un nuevo Congreso, mientras que algunos partidos políticos realizarán consultas internas para seleccionar sus candidatos para los comicios presidenciales de mayo.

El gobierno y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes, iniciaron una negociación de paz en Ecuador en febrero del año pasado en un esfuerzo por poner fin por completo a un conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

Aunque las partes acordaron un cese al fuego bilateral de más de tres meses que comenzó en octubre y terminó en enero, las conversaciones no han tenido mayores logros.

“Proponemos al presidente Santos fijar una fecha de inicio del Quinto ciclo de conversaciones y enviar su delegación de diálogo a Quito”, afirmó el grupo rebelde, que en sus comienzos fue integrado por sacerdotes católicos radicales.

Santos aseguró que si se concreta la oferta de tregua unilateral del ELN, el gobierno podría tomar la decisión de reiniciar los diálogos de paz.

“Este comunicado, si lo respaldan con acciones, es precisamente el tipo de gestos que estábamos buscando para reanudar esos diálogos”, sostuvo el presidente en declaraciones a la radio local.

Cabe señalar que, el ELN, es financiado a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos en intentos que han fracasado por sus posiciones radicales.

Es procedente indicar que la Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Rodrigo Charme.

Facción narcoterrorista colombiana anuncia “paro armado”

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) alega el propósito de la acción por suspensión de conversaciones de paz

Foto EL INFORMANTE USA
Foto EL INFORMANTE USA

BOGOTÁ – La banda del ELN anunció el miércoles que realizará un “paro armado” de tres días a partir del sábado, como reacción a la suspensión por parte del Gobierno de las negociaciones de paz con el grupo rebelde tras una serie de ataques con explosivos que dejaron policías muertos.

En el pasado, el denominado paro implicó restricciones a la libre movilización de vehículos y personas, así como al comercio en las zonas rurales en las que tiene presencia el ELN.

Según un comunicado del grupo narcoterrorista, la decisión obedece a “la continuidad del terrorismo de Estado y el incremento de la persecución a los dirigentes populares y la judicialización de la protesta social; como también la negativa del Gobierno para darle continuidad al Quinto Ciclo de conversaciones en Quito”.

La restricción comenzará a partir de las 06.00 hora local del 10 de febrero y se extenderá a las 06.00 hora local del 13 de febrero.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió la semana pasada la negociación de paz con el ELN, después de una serie de ataques del grupo armado en el norte del país que dejaron siete policías muertos y decenas de heridos.

“Hacemos el llamado a los transportadores y pasajeros para que se abstengan de viajar y evitarse inconvenientes”, precisó el comunicado del ELN.

Además, el ELN ha perpetrado ataques con explosivos contra un tramo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, prolongando la parálisis de casi un mes del bombeo de petróleo a través de la instalación.

Cabe señalar que la información fue facilitada el día 7 de febrero por Reuters Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Marion Giraldo.

Chiquita Brands International acusada de apoyar financieramente a las FARC

La empresa  alcanza acuerdo con familias de víctimas estadounidenses de la facción terrorista

Foto Chiquita
Foto Chiquita

NUEVA YORK  – Las familias de seis ciudadanos estadounidenses que fueron secuestrados y asesinados por el narcoterrorismo colombiano de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) alcanzaron un acuerdo con Chiquita Brands International, empresa a la que acusaron de apoyar financieramente al grupo, según documentos presentados el lunes a la corte.

El acuerdo extrajudicial fue revelado el día en el que la demanda de las familias iría a juicio en una corte federal en Florida. Los términos del trato no fueron divulgados.

Las familias habían acusado al distribuidor de bananas Chiquita de entregar más de 220.000 dólares en apoyo material a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde 1989 a 1999, en pagos que promediaron los 32.000 dólares al año.

Los familiares aseguraban que los pagos hacen a la empresa responsable de la muerte de cinco misioneros cristianos y un geólogo, todos estadounidenses, secuestrados por las FARC en la década de 1990.

Chiquita no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

“Ha sido una travesía muy prolongada para las familias de las víctimas y esperamos que este acuerdo pueda llevarlos a un cierre”, dijo Ramon Rasco, uno de los abogados que representa a los demandantes.

Gary Osen, otro de los abogados de los demandantes, rehusó hacer comentarios sobre el monto del acuerdo.

Las demandas son parte de un litigio consolidado de larga data de ciudadanos estadounidenses y de otros países por los pagos que Chiquita hizo a grupos paramilitares colombianos. La empresa sostuvo en documentos ante la corte que era víctima de extorsión de parte de las FARC y otros grupos.

Es procedente señalar que la información fue facilitada el dia 6 de febrero por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Brendan Pierson en Nueva York; Reporte adicional de Alison Frankel, Editado en Español por Ricardo Figueroa.

Colombia responsabiliza al ELN por ataque a estación de policía

La estructura del ELN, una facción conformada por unos 2.000 combatientes y considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, se atribuyó el domingo en un comunicado divulgado por Internet el atentado de Barranquilla

BOGOTÁ  – El Ejército de Liberación Nacional (ELN), el mayor grupo terrorista activa de Colombia, es responsable del violento ataque a una estación de la policía en la ciudad de Barranquilla que dejó cinco efectivos muertos y 41 heridos, dijo el lunes el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

La confirmación oficial es un golpe a la negociación de paz entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el ELN, suspendida desde el 10 de enero después de que expiró un cese bilateral al fuego de más de tres meses y el grupo rebelde reactivó sus ataques contra la infraestructura petrolera y las Fuerzas Armadas.

“Después de investigar toda la noche (…) puedo decir que la autoría de estos hechos de terrorismo está en cabeza del Ejército de Liberación Nacional”, dijo Villegas en declaraciones a la radio local.

El ministro informó que el presidente Santos está analizando los recientes ataques y decidiendo sobre el futuro del diálogo de paz, que desde febrero del año pasado se realiza en Ecuador.

“La paz sigue siendo un anhelo también con el Ejército de Liberación Nacional, pero por su puesto en estas condiciones entra en un momento bien difícil”, admitió Villegas.

Una estructura del ELN, una facción conformada por unos 2.000 combatientes y considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, se atribuyó el domingo en un comunicado divulgado por Internet el ataque de Barranquilla, pero su autenticidad no pudo ser confirmada.

El ELN, fundado en 1964 por sacerdotes católicos radicales, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos, pero los intentos han fracasado por las posiciones radicales del grupo rebelde.

Santos, quien termina su segundo mandato en agosto, firmó un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a finales de 2016 para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos. Las FARC son ahora un partido político con un candidato a la presidencia para las elecciones de mayo.

Principales ataques contra la fuerza pública

7 de enero de 1965: El ELN se toma Simacota en Santander y da de baja a 3 policías, 2 soldados y 1 civil.

27 de febrero de 1967: Guerrilleros del ELN, asaltan el puesto policial de Vijagual (Santander) y dan de baja a 4 uniformados.

9 de marzo de 1967: Guerrilleros del ELN asaltan una locomotora del ferrocarril del Atlántico, entre Puerto Olaya y Barrancabermeja en el Magdalena Medio Santandereano. Seis policías son dados de baja y tres civiles resultaron muertos.​

21 de agosto de 1968: Una escisión del ELN al mando de Juan de Dios Aguilera alias “Federico”, da muerte en San Pablo (sur de Bolívar) a 5 militares y 4 civiles.

6 de agosto de 1969: Una emboscada del ELN en el río Guayabito cerca de Cimitarra (Santander), dejó un saldo de 8 soldados y 1 oficial dados de baja.

20 de abril de 1972: Mueren 7 soldados y 2 civiles al ser dinamitada una volqueta que transporta tropas del Ejército en zona rural de Remedios (Antioquia). Responsable: ELN.

8 de abril de 1973: Son dados de baja en una emboscada del ELN, 5 soldados del Ejército. El ataque ocurrió cerca al río Guayabito, jurisdicción de Cimitarra (Santander).

8 de septiembre de 1975: El ELN da de baja en un atentado al Inspector General de las FF. AA. General Ramón Arturo Rincón Quiñónez. ​

12 de junio de 1987: Miembros del ELN atacan en la serranía del Perija, una patrulla de la Guardia Nacional Venezolana. 10 soldados mueren. ​

30 de octubre de 1987: Guerrilleros del Frente Domingo Lain del ELN, dinamitan un vehículo de la Policía Nacional, en la zona de Betoyes, jurisdicción de Tame (Arauca). El capitán José Ignacio Ayala y 9 agentes son dados de baja. ​

29 de mayo de 1988: Guerrilleros del ELN dan de baja en el sitio conocido como Llana Caliente -en la vía que de Barrancabermeja conduce a Bucaramanga (Santander)- al Coronel del Ejército Rogelio Correa Campos y 5 militares. ​

12 de julio de 1988: Al menos 250 guerrilleros del ELN y las FARC, atacan un puesto del Ejército en el corregimiento de Puerto López a orillas del río Tugui, distante 25 km del caso urbano de El Bagre (Antioquia). En el lugar estaban apostados 3 suboficiales y 26 soldados. Quince militares y al menos 20 guerrilleros perdieron la vida. Es el mayor ataque de esa organización. ​

2 de febrero de 1989: miembros del ELN dinamitan un camión del ejército en Saravena (Arauca) y dan de baja a 8 soldados, adscritos al batallón Reveiz Pizarro. ​

El 19 de julio de 1984 nombran al Obispo de Arauca que a los 73 años de edad y el 2 de octubre de 1989 secuestran y asesinan, convirtiéndolo en un inocente mártir olvidado.

25 de mayo de 1990: En San Vicente zona rural de Jamundi (Valle), guerrilleros del ELN emboscan un convoy de la Policía Nacional. En el ataque mueren 8 agentes y 6 guerrilleros.

10 de noviembre de 1990: Son asaltadas simultáneamente por las FARC y el ELN, la base militar de Taraza y el cuartel de policía de Cáceres (Antioquia). 9 efectivos del gobierno, incluyendo un Teniente Coronel, fueron dados de baja y 16 quedaron heridos.

28 de enero de 1991: 9 militares mueren al caer en una emboscada conjunta de la Coordinadora Nacional Guerrillera (CNG) en Tibú (Norte de Santander). El camión en que se movilizaban es atacado con explosivos y fuego de ametralladoras. ​

4 de mayo de 1991: 10 militares adscritos al Batallón Rebéiz Pizarro de la II División del Ejército, son dados de baja en una emboscada tendida por 150 miembros de las FARC y el ELN, en el sitio Los Chorros en Arauquita (Arauca).

30 de septiembre de 1991: Una columna del ELN atacó una caravana de vehículos en Cajibío (Cauca), en la que se movilizaba el ex-presidente del Senado, Aurelio Iragorri Hormaza, quien sale ileso. Son dados de baja un cabo y cuatro policías.

22 de febrero de 1992: 12 militares y 1 civil son dados de baja en un ataque con explosivos que tenía por objetivo un convoy del Ejército en un paraje semiselvático del Cañón del Río Ité, en límites de Remedios y Puerto Berrío (Antioquia). Responsables: FARC y ELN. ​

18 de diciembre de 1993: un feroz combate en Gûican (Boyacá) enfrenta a 250 militares de las Brigadas I y XVI, con 160 guerrilleros del frente Domingo Laín del ELN. Catorce militares resultan dados de baja. ​

18 de agosto de 1994: Miembros del ELN dan de baja a 8 militares y 11 civiles resultan muertos al incinerar un bus en Gingaraba, Tado (Choco). ​

2 de noviembre de 1995: Guerrilleros de las FARC y el ELN, emboscan en zona rural de Puracé (Cauca), una columna de la Policía Nacional. Son dados de baja 1 capitán, 1 subteniente y 9 agentes. En el ataque también mueren dos estudiantes que se movilizaban en un bus escolar. ​

26 de febrero de 1995: El frente Domingo Laín del ELn, asalta el puesto naval de Cararabo en el estado Apure de Venezuela. En el ataque caen muertos 8 infantes de Marina y es robado abundante material de guerra. ​

2 de marzo de 1998: 8 soldados y 1 civil del Ejército mueren en una emboscada que tiende el ELN en La Alejandra, cerca de El Zulia (Norte de Santander). ​

12 de septiembre de 1998: 300 guerrilleros de las Farc, el EPL y el ELN asaltan el corregimiento de Las Mercedes en Norte de Santander, capturando a los 20 uniformados que ocupaban el cuartel de policía. ​

5 de diciembre de 2008: Guerrilleros del frente Domingo Lain emboscan una patrulla de la Policía en el casco urbano de Fortul (Arauca). Nueve uniformados son dados de baja. ​

22 de mayo de 2013: Una patrulla del Batallón José Antonio Galán es atacada por guerrilleros del ELN. Son dados de baja 11 militares y 1 es capturado. ​

26 de octubre de 2015: Guerrilleros del ELN atacaron una patrulla del Ejército en Bachira, zona rural de Guican (Boyacá). Son dados de baja 11 soldados y 1 policía, mientras 2 militares son capturados. ​

Secuestros

El ELN secuestra con el fin de financiar su organización, aunque fue llamado por ellos “secuestro político”, algunos secuestros fueron con el fin de intercambiarlos por guerrilleros presos, similar al accionar de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en la búsqueda de un “acuerdo humanitario“. Según estadísticas de la ONG Fundación País Libre, que estudia el tema del secuestro en Colombia, 6.729 personas fueron secuestradas por el ELN entre 1985 y 2015; de ellas, 148 habrían muerto estando en cautiverio. ​

Informes de las Fuerzas Militares de Colombia dicen que desde el 2003, el ELN tiene menos recursos financieros que en el pasado por este concepto debido a la presión que la fuerza pública ha realizado contra el grupo armado, impidiendo realizar secuestros, hasta entonces su principal fuente económica; sin embargo, esto no ha impedido que siguieran realizando esta actividad ilícita. En 2013, secuestraron 2 turistas alemanes en zona rural de Teorama (Norte de Santander), liberados varias semanas después por gestión de la Embajada de Alemania en Colombia. También han retenido ilegalmente en varias ocasiones a trabajadores de multinacionales petroleras y mineras, exigiendo como condición para liberarlos el cese de las actividades de explotación y el retiro de estas multinacionales del país. ​

En 2016, una semana después del anuncio público del inicio formal de los diálogos de paz entre el ELN y el gobierno de Juan Manuel Santos, la familia del abogado Ramón José Cabrales, secuestrado por el grupo insurgente 6 meses atrás en zona rural de Ocaña (Norte de Santander), pagó un millonario rescate por la libertad del profesional, el cual fue dejado libre, generando el desconcierto y el rechazo por parte del gobierno y la opinión pública. También logró, mediante una toma armada en las carreteras del Chocó, donde quemaron 8 vehículos en la vía entre Pereira y Quibdó, la retención ilegal de 2 de los conductores de los vehículos incinerados, exigiendo un pago de rescate por la liberación de cada uno de ellos, ​ dejándolos libres diez días después, debido a la presión del Ejército en la zona. ​

Entre las víctimas de secuestro de este grupo subversivo esta el ex-gobernador del departamento del Chocó; Patrocinio Sanchez Montes de Oca, secuestrado en el año 2014, quien fuera investigado por la justicia, junto a su hermano Odín Sanchez Montes de Oca, por vínculos con paramilitares; canjeado, por razones de salud, con su hermano Odín en abril de 2016,​ siendo liberado este último en febrero de 2017 como condición del gobierno colombiano para iniciar los diálogos de paz con el grupo subversivo a cambio de indultar dos guerrilleros presos que harán de “gestores de paz” en el proceso.​ Otro secuestro importante es el de la abogada Melissa Trillos, hija de un reconocido empresario de combustibles de Norte de Santander; acto realizado en Ocaña, el mismo lugar donde fue secuestrado Ramón José Cabrales, el 20 de abril de 2016. Aunque el ELN había negado ser el autor material del secuestro, el Ejército de Colombia logró el rescate de Melissa 24 días después de su retención ilegal, capturando a uno de los secuestradores, confirmado como miembro de una red de apoyo urbano del grupo insurgente; de esta manera, el proceso de paz del gobierno Santos con el ELN empieza a tambalear apenas a mes y medio de haber anunciado el inicio de los diálogos para acabar el conflicto.​ Un nuevo secuestro se ejecutó el 14 de mayo de 2016 en contra de Tulio Hurtado, líder minero del Chocó, liberado dos días después por presión del ejército.

Otros secuestros hechos en 2016 por el ELN tuvieron como blanco dos periodistas del canal RCN en la zona del Catatumbo, municipio nortesantandereano de El Tarra, cuando informan del secuestro unos días atrás, en el mismo lugar y por parte de este grupo insurgente, de la periodista española Salud Hernández, quien estaba realizando un reportaje en esta zona sobre erradicación de cultivos ilícitos. Los tres comunicadores fueron liberados por el grupo armado de manera voluntaria unos días después.​ Cinco nuevas víctimas de secuestro y liberados por la guerrilla de manera voluntaria fueron: el exalcalde del municipio santandererano de Charalá Fabio León Ardila, secuestrado en Saravena (Arauca) el 30 de junio de 2016,​ quien fue liberado cuatro meses después, además de cuatro cultivadores de arroz retenidos ilegalmente en agosto del mismo año en el departamento de Arauca, siendo liberados dos de ellos en el mismo mes, uno a finales de septiembre y el último a comienzos de octubre.

Según País Libre, existirían dos personas más secuestradas por el ELN, pero no hay información ni del gobierno ni de la guerrilla que confirme o desmienta que están o estaban en manos del grupo subversivo: El comerciante Octavio Figueroa, secuestrado en marzo de 2016 en BarrancasGuajira y liberado, luego de pagar su familia el rescate, en diciembre de ese año, pese a indicios de las Fuerzas Armadas colombianas que señalaban a la delincuencia común; además del médico Édgar Torres Prestan, secuestrado en septiembre de 2013 mientras recorría el Río San Juan en el Chocó, del cual no se volvió a tener noticias desde esa fecha.​ Sin embargo el ELN, a través del comandante del Frente de Guerra Occidental ubicado en el Chocó, manifiestan no tener retenido a Torres Prestan, así como afirman que seguirán acudiendo al secuestro (o retención, según lo llaman ellos) como medio de financiación y presión política en medio de los diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos, ya que el gobierno ha declarado que el diálogo seguirá “en medio de la guerra”.

Ataques a infraestructura

Debido a la posición ideológica del ELN en contra de la “explotación extranjera de los recursos colombianos”, el ELN destruye o sabotea con ataques la infraestructura petrolera o eléctrica de Colombia. Las autoridades colombianas lo ven como un gesto simbólico y/o en retaliación cuando las empresas multinacionales se niegan a pagarles extorsiones (llamados por el ELN, “impuestos de guerra”) y no con el propósito de obtener una ventaja militar. ​

La guerrilla del ELN realizó 65 atentados en 1997 solamente y otros 58 atentados en 1996. El ELN ha atacado oleoductos en más de 600 ocasiones desde 1986, derramando grandes cantidades de galones de petróleo que han creado un desastre ecológico de grandes proporciones y en casos irreparables. La mayoría de estos oleoductos son de propiedad de empresas multinacionales como la British Petroleum (BP).​ y la OXY. Entre 2008 y 2016 han realizado 136 ataques contra el oleoducto Caño LimónCoveñas, en los departamentos de Norte de Santander y Arauca, además de afectar exploraciones petroleras en estas zonas.

Minas antipersona y narcotráfico

El Observatorio de Minas Antipersona maneja la hipótesis no confirmada que el ELN, junto a las FARC (desmovilizadas en 2017) y las BACRIM (en estos dos grupos si hay información confirmada), siembran minas antipersona con el objetivo de proteger los cultivos ilícitos de hoja de coca para la fabricación de cocaína. Los departamentos con mayores áreas de cultivos ilícitos tienen también el mayor número de víctimas de minas antipersonal y son donde hacen mayor presencia los grupos armados ilegales. Estos departamento son los que soportan con mayor rigor la estrecha relación cultivos ilícitos-minas: MetaVichadaAntioquiaPutumayoCaquetáBolívar y Norte de Santander. Aunque la cocaína es de lejos el alcaloidemayormente producido ilegalmente en el país, existen de manera confirmada entre los departamentos de Cauca y Nariñomás de 450 hectáreas cultivadas de amapola o adormidera para producir de manera ilegal heroína que tiene como destino el mercado de Estados Unidos; producción que, según datos de la inteligencia colombiana, está a cargo del ELN, donde tiene establecido un frente de guerra en estos dos departamentos.

Minería ilegal

En los últimos años el ELN se ha visto incluido en el negocio de la minería ilegal, es decir, aquella que no posee títulos mineros ni controles por parte del gobierno colombiano; principalmente en lay noticias  extorsión a los dueños y explotadores de estas minas ilegales, quienes les pagan un porcentaje del valor de su explotación o el derecho de ingresar retroexcavadoras a su área de influencia, a cambio de seguir aprovechando los recursos naturales del subsuelo.​ El principal recurso natural que se explota en estas minas ilegales es el oro, de las cuales se cree que el ELN realiza en varias actividades de explotación directa, causando graves daños al ecosistema donde están ubicados estos yacimientos, producto del uso indiscriminado de las retroexcavadoras para remover el subsuelo de los bosques y la irresponsable disposición a las fuentes de agua de mercurio y cianuro, vitales para separar el oro de la tierra removida, causando enfermedades en la población civil. Por el elevado costo del oro en el mercado internacional, se ha convertido en una actividad igual o más rentable que el narcotráfico.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias y contenido de Wikipedia. Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lérida.

FARC rechaza uno de los puntos firmados en el acuerdo de paz

Congreso de Colombia aprueba tribunal especial de paz pese a críticas de la facción narcoterrorista, parte devenida a “partido político”

Líder das Farc, Rodrigo Londoño, conhecido como Timochenko, assina acordo de paz revisado com o governo colombiano
Líder de las FARC, Rodrigo Londoño, en la firma de un nuevo acuerdo de paz z entre el Gobierno y la guerrilla izquierdista de las FARC, en un primer paso para implementar el pacto con el que se busca poner fin al conflicto armado interno más antiguo de América Latina.

BOGOTÁ – La Cámara de Representantes de Colombia aprobó la conformación de un tribunal especial para juzgar y sancionar a los antiguos comandantes de las FARC acusados de cometer delitos de lesa humanidad en medio del conflicto armado, quienes con algunas excepciones podrán participar en política pese a los castigos que reciban.

La denominada Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), aprobada el lunes hacia la media noche, es considerada la columna vertebral para implementar el acuerdo que se firmó hace un año con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que busca acabar un conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos.

La JEP, que también juzgará y sancionará a militares acusados de cometer crímenes de guerra como desapariciones, masacres y genocidios en medio del conflicto armado, forma parte del acuerdo que permitió a más de 11.000 integrantes de las FARC, incluidos unos 7.000 combatientes, dejar las armas y conformar un partido político.

La ahora Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, rechazó los cambios introducidos por la Corte Constitucional y el Congreso al nuevo sistema de justicia, incluidos la prohibición de juzgar a exfuncionarios del Estado a los que acusa de haber apoyado a los escuadrones paramilitares de ultraderecha.

“Con este paso avanzamos hacia la paz. La justicia transicional garantiza los derechos de las víctimas y sienta las bases de la reconciliación de los colombianos”, escribió el presidente, Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter.

Con las modificaciones, los antiguos líderes y combatientes guerrilleros podrán participar en política, pero enfrentan el riesgo de perder beneficios si cometieron abusos sexuales contra menores de edad, e incluso ser extraditados por crímenes cometidos tras la culminación del proceso de paz.

“Se logró una JEP con dientes. El miembro de las FARC que cometa un delito reincidente saldrá inmediatamente del régimen especial y se va para la jurisdicción ordinaria. Los delitos sexuales no se cobijarán”, dijo a periodistas el presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara.

La Cámara de Representantes y el Senado deberán conciliar esta semana un único texto antes de que la ley pase a sanción de Santos, tras lo cual surtirá un examen de legalidad por parte de la Corte Constitucional.

El presidente de la FARC y ahora candidato presidencial Rodrigo Londoño, denunció que los recientes cambios a la JEP, como el sistema de selección de los magistrados, ponen en riesgo la implementación del acuerdo de paz y evidencian el incumplimiento por parte del Estado.

Bajo el nuevo sistema, quienes reconozcan responsabilidad y verdad en infracciones graves de los derechos humanos recibirán una sanción de entre cinco y ocho años, incluyendo restricciones efectivas de algunas libertades y derechos como la movilidad. La imposición de cualquier sanción por parte de la JEP no inhabilitará la participación en política.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta y Nelson Bocanegra, editado por Gabriela Donoso.

Colombia abre posibilidad para juzgar responsables de crímenes de guerra

Senado colombiano aprueba tribunal especial

Foto Kahlil GibranBOGOTÁ – El Senado de Colombia aprobó la conformación de un tribunal especial para juzgar y sancionar a los antiguos comandantes de las FARC, militares y civiles acusados de cometer delitos de lesa humanidad en medio del conflicto armado, quienes podrán participar en política pese a los castigos que reciban.

La denominada Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) es considerada la columna vertebral para implementar el acuerdo que se firmó hace un año con la facción narcoterrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar un conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos.

La JEP, aprobada el miércoles a la media noche después de semanas de dilación en el Senado, forma parte del acuerdo que permitió a más de 7.000 combatientes de las FARC dejar las armas y conformar un partido político. El Senado dio luz verde a la norma un día después de que la Corte Constitucional declaró legal la reforma que dio origen a la jurisdicción.

Aún falta un debate y la aprobación por parte de la Cámara de Representantes para que se pueda implementar el nuevo tribunal, que juzgará y sancionará las graves violaciones a los derechos humanos y las infracciones al Derecho Internacional Humanitario que se produjeron en medio del conflicto armado.

La JEP también permitirá comparecer a civiles que hayan tenido participación en el conflicto por financiar a grupos armados ilegales como los escuadrones paramilitares de ultraderecha.

Bajo el nuevo sistema, quienes reconozcan verdad y responsabilidad en infracciones graves de los derechos humanos recibirán una sanción mínima de cinco años y una máxima de ocho años, incluyendo restricciones efectivas de algunas libertades y derechos como la movilidad.

Para quienes no hayan tenido una participación determinante en los casos más graves y representativos la sanción será de dos a cinco años. Las personas que no admitan responsabilidad y sean condenadas por parte del tribunal enfrentarán privación efectiva de libertad entre 15 y 20 años en caso de conductas muy graves.

La imposición de cualquier sanción por parte de la JEP no inhabilitará para la participación en política, mientras que las personas que se sometan a ese tribunal no podrán ser extraditadas por hechos cometidos durante el conflicto armado y con anterioridad a la firma del acuerdo de paz.

Cabe señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Luis Jaime Acosta y Ana Laura Mitidieri.

Segundo grupo narcoterrorista colombiano reinicia conversaciones con gobierno de Santos

El gobierno de Colombia y Ejército de Liberación Nacional (ELN) retoman diálogo en Ecuador en búsqueda de un cese al fuego

El líder del ELN Nicolás Rodríguez (a la izquierda en la imagen), en una rueda de prensa junto al comandante de las FARC Timoleón Jiménez en La Habana
El líder del ELN Nicolás Rodríguez (a la izquierda en la imagen), en una rueda de prensa junto al comandante de las FARC Timoleón Jiménez en La Habana, mayo 11, 2017.

QUITO – El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) reiniciaron el lunes un diálogo de paz en Ecuador buscando avanzar hacia un cese al fuego bilateral, un paso clave dentro de la negociación que comenzaron en febrero.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos y el ELN, el segundo mayor grupo narcoterrorista del país, buscan poner fin por completo a la confrontación de más de medio siglo que ha dejado al menos 220.000 muertos y millones de desplazados.

Las partes prevén que el nuevo ciclo de negociaciones dure hasta los primeros días de septiembre.

“El gobierno inicia ciclo con la mejor disposición de avanzar hacia la paz”, dijo el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo. “Pero que quede en claro para que no haya ninguna duda: solo si el ELN desmonta hostilidades contra la sociedad civil. podrá haber cese al fuego”, precisó Restrepo en su cuenta de Twitter.

El ELN, que cuenta con unos 2.000 combatientes y es considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, es acusado de secuestros, asesinatos y ataques a infraestructura petrolera y energética de Colombia, además de extorsiones a multinacionales petroleras y mineras.

El grupo extremista confía en alcanzar un acuerdo para el cese al fuego y espera que su anuncio coincida con la visita del Papa Francisco a Colombia.

“Ambas partes expresamos la voluntad de que el cese al fuego pueda estar acompañado de la suspensión de acciones que afecten a la población no combatiente”, dijo el grupo terrorista en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, en el que solicitó al Estado “cesar las agresiones contra el movimiento social y garantizar la integridad de líderes y lideresas sociales”.

Las partes buscan concretar un acuerdo similar al alcanzado por el Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que depusieron sus armas para poner fin a su parte del conflicto más antiguo de América Latina.

Es procedente indicar que la información fue facilitada en las últimas horas por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Alexandra Valencia. Editado por Javier Leira.

Naufragio de barco turístico en Colombia

En los primeros momentos se contabilizaron unas 16 personas desaparecidas y las autoridades reportaban al menos 9 muertos

Equipes de resgate buscam vítimas de naufrágio na ColômbiaBOGOTÁ – Bomberos, socorristas y buzos comenzaron el lunes labores de búsqueda y rescate de 16 personas desaparecidas en el naufragio de un barco que se hundió en una represa del noreste de Colombia con unos 150 turistas abordo, informaron las autoridades.

El hecho se produjo el domingo en el Embalse Peñol-Guatapé, ubicado en el departamento de Antioquia. El complejo forma parte de un sistema de generación de energía de las Empresas Públicas de Medellín y se usa para actividades náuticas y de turismo.

“Tenemos un consolidado al momento de 134 personas rescatadas, lamentablemente seis que fallecieron y 16 que aparecen en este momento como desaparecidas”, dijo a periodistas Margarita Moncada, jefa del Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres de la Gobernación de Antioquia.

Inicialmente, las autoridades habían informado de al menos de nueve muertes. El naufragio del barco se produjo en un momento de alta afluencia de turistas que aprovecharon el lunes feriado para salir de sus ciudades y pasar el fin de semana largo.

Testigos denunciaron que al interior de la embarcación se escuchó un estruendo antes de que se hundiera. Los sobrevivientes dijeron que los tripulantes del barco no les proporcionaron chalecos salvavidas al momento de subir.

El viceministro de transporte, Alejandro Maya, dijo que aunque inicialmente se habló de sobrecupo como posible causa del naufragio, la hipótesis fue descartada porque la embarcación tenía capacidad para 280 pasajeros.

Cabe señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Janisse Huambachano.

La facción terrorista de las FARC entrega parte del arsenal

El mayor grupo narcoterrorista colombiano las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia aún no completa la totalidad del traspaso de sus armas a las autoridades.

Foto de archivo: Un combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llega a un campamento, cerca de El Diamante

BOGOTÁ – La facción narcoterrorista colombiana de las FARC  hizo entrega en las últimas horas de otro 30 por ciento de su arsenal como parte del acuerdo de paz que firmó con el Gobierno para poner fin al conflicto armado más antiguo del hemisferio, informaron el grupo extremista y el Gobierno.

Naciones Unidas y el Gobierno colombiano estiman que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregarán un poco más 7.000 armas como parte del pacto que busca poner fin a una violenta confrontación de más de medio siglo que ha dejado al menos 220.000 muertos y millones de desplazados.

“Con este acto las FARC queremos mostrarle al país y al mundo que estamos cerrando una página de la historia y empezando a escribir otra: la de la paz”, dijo el dirigente del grupo terrorista Pablo Catatumbo, en un acto celebrado en una zona montañosa del departamento del Cauca, al sudoeste del país.

El 40 por ciento restantes del arsenal todavía en poder de las FARC deberá ser entregado el 20 de junio, cuando vence el plazo que acordaron el Gobierno y el grupo extremista.

“Finalmente se está concretando un paso muy importante: la abdicación de las armas por parte de las FARC. Lo que presenciamos fue la segunda fase, el segundo 30 (por ciento). En un par de días terminamos el 60 por ciento y la semana entrante el 100 por ciento”, dijo el presidente Juan Manuel Santos después de ver por televisión la entrega de armas a la ONU.

Santos no pudo llegar a las montañas del Cauca para asistir a un acto de almacenamiento de armas en contenedores de la ONU por malas condiciones climáticas en la zona.

Las armas de la FARC, que se convertirá en un partido político, serán fundidas para construir tres monumentos en honor a la paz, de acuerdo a lo establecido en el acuerdo que se negoció en Cuba.

Unos 7.000 integrantes de las FARC permanecen actualmente concentrados en 26 lugares en medio de selvas y montañas, bajo la supervisión de la ONU, en la parte previa de su reingreso a la vida civil.

Además del abandono de armas, el acuerdo de paz incluye complejos temas como la entrega de tierras a campesinos pobres, justicia, desminado, lucha contra el narcotráfico e inversión social del Estado en educación, salud y carreteras para erradicar la pobreza.

Pero, cabe indicar que el mayor grupo narcoterrorista colombiano, que mantiene impune muchos de los delitos cometidos en varias décadas, no ha dejado claro que dispondrá de sus actividades relacionadas con la minería ilegal y el crimen organizado, que conservan en la actualidad.

Es procedente indicar que la información fue facilitada en las últimas horas por Reuters, agencia de noticia. Reporte de Luis Jaime Acosta; editado por Hernán García.

El Ejército de Liberación Nacional dilata las negociaciones de paz

Facción extremista colombiana ELN no ve acuerdo con el  Gobierno antes de las elecciones de 2018

El líder del ELN Nicolás Rodríguez (a la izquierda en la imagen), en una rueda de prensa junto al comandante de las FARC Timoleón Jiménez en La Habana
El líder del ELN Nicolás Rodríguez (a la izquierda en la imagen), en una rueda de prensa junto al comandante de las FARC Timoleón Jiménez en La Habana, mayo 11, 2017. La guerrilla colombiana del ELN no cree que pueda llegar a un acuerdo de paz con el Gobierno antes de las elecciones presidenciales de 2018, dijo su líder Nicolás Rodríguez en una rueda de prensa en La Habana, donde jefes del grupo se reunieron con sus pares de las FARC. REUTERS/Stringer

LA HABANA – La banda narcoterrorista colombiana del Ejército de Liberación Nacional  (ELN) no cree que pueda llegar a un acuerdo de paz con el Gobierno antes de las elecciones presidenciales de 2018, dijo su líder Nicolás Rodríguez en una rueda de prensa en La Habana, donde jefes del grupo se reunieron con sus pares de las FARC.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo grupo terrorista más grande de Colombia, tiene previsto retomar las negociaciones con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos en Quito el 16 de mayo, con las que busca acabar con una confrontación armada que se mantiene en medio del diálogo.

“La verdad no creemos, no está dentro de nuestros cálculos -aunque así lo quisiéramos-, que se pudiera avanzar tan rápido como todos queremos antes de las elecciones”, dijo Rodríguez, en respuesta a una pregunta sobre si ve un acuerdo antes del cambio de Gobierno en Colombia.

Rodríguez, alías Gabino, se reunió en La Habana durante dos días con Rodrigo Londoño, alias Timochenko y jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tras lo que emitieron un comunicado en el que ambas partes se declararon satisfechas con el diálogo entre ellas.

“Buscaremos que el presente esfuerzo (…) comprometa a las distintas fuerzas que participan en el debate hacia las elecciones de 2018 y trataremos de evitar que los llamados a la guerra (…) no hagan reversar este impulso por el logro de un nuevo país con equidad”, dijeron los grupos extremistas en un comunicado conjunto.

Las negociaciones con ambos grupos buscan poner fin a más de medio siglo de una guerra interna que ha dejado más de 220.000 muertos y miles de desplazados.

“Tenemos que decir con dolor que no vemos voluntad del Gobierno para enfrentar como se debe el paramilitarismo como fenómeno que amenaza la paz”, señaló por su parte Rodríguez.

Más tarde, el presidente Raúl Castro sostuvo encuentros por separado con los líderes de ambos grupos terroristas, informó la televisión estatal de la isla, agreando que Cuba reafirmó su apoyo al proceso de paz en Colombia y a las negociaciones del ELN con el Gobierno de Santos.

Las FARC, la mayor fuerza narcoterrorista de Colombia, está en camino de reincorporarse a la vida política, luego de un acuerdo de paz con el Gobierno de Santos, firmado en noviembre pasado.

El encuentro de los líderes de las facciones en La Habana, todos vestidos de civil, habría contado con el visto bueno del Gobierno de Santos.

Es procedente indicar que la información fue suministrada en las últimas horas por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Nelson Acosta; Editado por Javier López de Lérida.

Presión de la fuerza pública al Ejército de Liberación Nacional

La facción narcoterrorista libera a ocho secuestrados en Colombia y Gobierno condiciona diálogos de paz

En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia.
En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia. La guerrilla del ELN liberó el martes a ocho jóvenes que había secuestrado el fin de semana en una zona selvática del país, ante la intensa presión de las fuerzas militares y de policía, informó el presidente colombiano, Juan Manuel Santos. REUTERS/Jaime Saldarriaga.

BOGOTÁ – La facción narcoterrorista del ELN liberó el martes a ocho jóvenes que había secuestrado el fin de semana en una zona selvática del país, ante la presión de los operativos de las autoridades, informó el Gobierno, que condicionó las conversaciones de paz con el grupo extremista a que acaben con los plagios.

Los combatientes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda mayor fuerza narcoterrorista del país, se habían llevado a los rehenes por un río hacia la selva, en el departamento del Chocó.

“Por presión de la Fuerza Pública ya fueron liberados los 8 secuestrados en Nóvita, Chocó. Ya están en manos de nuestras tropas”, dijo el presidente Santos a través de su cuenta en Twitter.

El ELN, conformado por alrededor de 2.000 combatientes, inició en febrero conversaciones de paz con el Gobierno de Santos, que se desarrollan en Ecuador en medio de la confrontación. La siguiente reunión de las partes está prevista para la próxima semana.

Pero el jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz, Juan Camilo Restrepo, condicionó los avances en las conversaciones a que la facción narcoterrorista detenga los secuestros.

“El Gobierno sí ha analizado y está ejecutando parte de esa estrategia, es decir, no avanzar hasta que haya avances en el no secuestro”, expresó a periodistas.

“No se trata de estar renunciando al esfuerzo del diálogo, el diálogo es un esfuerzo y el desarrollo de un mandato constitucional de buscar la paz, pero el gobierno tiene muy claro que no va a negociar la paz con el ELN a cualquier costo”, agregó.

La facción fundada hace 53 años acostumbra a realizar ataques contra la infraestructura petrolera y extorsiones a las multinacionales del sector, así como secuestros, muchos de ellos masivos.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Rodrigo Charme.

La ONU y Colombia proponen verificar acuerdo de paz

Elbio Rosselli, presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (izquierda), saluda al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante una visita de una delegación de la ONU a Bogotá.
Elbio Rosselli, presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (izquierda), saluda al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante una visita de una delegación de la ONU a Bogotá. 4 de mayo de 2017. El envío de una segunda misión de las Naciones Unidas, que supervise la implementación del acuerdo de paz que firmaron el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, dependerá de la decisión de los colombianos, dijo el jueves el presidente del Consejo de Seguridad de la ONU. REUTERS/Jaime Saldarriaga

BOGOTÁ – El envío de una segunda misión de las Naciones Unidas, que supervise la implementación del acuerdo de paz que firmaron el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, dependerá de la decisión de los colombianos, dijo el jueves el presidente del Consejo de Seguridad de la ONU.

La actual misión de 450 observadores, que verifica el abandono de las armas y el cese al fuego y de las hostilidades entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), vence en septiembre.

“La segunda misión depende de la voluntad de los colombianos, ustedes son los dueños de este proceso”, dijo el embajador de Uruguay ante las Naciones Unidas y presidente del Consejo de Seguridad, Elbio Rosselli, después de un encuentro con Santos en el inicio de una visita a Colombia.

El mandatario agradeció el respaldo de la ONU al proceso de paz de Colombia y dijo que el apoyo a una segunda misión “va a ser muy importante y está por establecerse”.

Los 15 miembros del Consejo aprobaron en enero de 2016 la misión en Colombia. Bogotá deberá solicitar a la Asamblea General la segunda misión para verificar la reincorporación de la vida civil de unos 7.000 ex combatientes de las FARC, que enfrentaron al Estado durante más de medio siglo en un conflicto que dejó 220.000 muertos.

Rosselli respaldó el proceso de paz de Colombia, destacó la vocación de las partes por silenciar las armas poniendo fin a la violencia y dejó abierta la posibilidad de que se apruebe una segunda misión.

“Este Consejo de Seguridad está totalmente comprometido en brindar el respaldo que los colombianos deseen y merecen”, sostuvo el diplomático al asegurar que los esfuerzos de Colombia por alcanzar la paz comprometen a las Naciones Unidas a continuar en el apoyo en todo lo que se requiera.

Es la primera vez en más de siete décadas de historia que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas visita en pleno un país de América Latina. El Consejo de Seguridad, conformado por 15 países, tiene el mandato y la responsabilidad de mantener la paz y la seguridad a nivel internacional.

Cabe señalar que la informaion fue suministrada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lérida.

DEA hace objetivo en uno de los principales productores de cocaína

Con apoyo de EEUU, desarticulan organización que enviaba cocaína de Colombia a cárteles mexicanos

Imagen de archivo de un policía antinarcóticos vigilando unos paquetes con cocaína en una base policial en Bogotá
Imagen de archivo de un policía antinarcóticos vigilando unos paquetes con cocaína en una base policial en Bogotá, jul 22, 2015. Las Fuerzas Armadas de Colombia, con el apoyo de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), desarticularon una organización criminal que enviaba hasta ocho toneladas mensuales de cocaína a los cárteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, informaron el miércoles las autoridades. REUTERS/ John Vizcaino

Bogotá. – Las Fuerzas Armadas de Colombia, con el apoyo de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), desarticularon una organización criminal que enviaba hasta ocho toneladas mensuales de cocaína a los cárteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, informaron el miércoles las autoridades.

La operación antidrogas permitió capturar a 12 personas que tenían enlaces con los cárteles mexicanos y a los que enviaban cargamentos de droga en embarcaciones desde las selvas del suroeste de Colombia por el Océano Pacífico.

“La Operación Valquiria se constituye en uno de los golpes más contundentes contra organizaciones internacionales dedicadas al narcotráfico a gran escala con destino a cárteles mexicanos, logrando neutralizar las rutas marítimas utilizadas desde la costa nariñense de Colombia”, dijo el director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Hernando Nieto.

Desde 2014 a la fecha, las autoridades les confiscaron a la organización desarticulada 160 toneladas de cocaína y capturaron a 97 de sus integrantes, incluidos 87 extranjeros, especialmente guatemaltecos y ecuatorianos, precisó el oficial.

De acuerdo con fuentes de seguridad, los cárteles mexicanos tienen nexos con narcotraficantes colombianos a los que compran cargamentos de cocaína que posteriormente envían a Estados Unidos.

Colombia, considerado uno de los principales productores mundiales de cocaína, tiene capacidad para fabricar anualmente 646 toneladas métricas de la droga, de acuerdo con las Naciones Unidas. En la actividad ilegal están implicados grupos de narcotraficantes, bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha y la guerrilla izquierdista.

Las Fuerzas Armadas de Colombia confiscaron una cifra récord de 378,3 toneladas de cocaína en el 2016, un 49 por ciento más que en el año previo, por una mejor coordinación en las actividades de inteligencia y mayores decomisos.

Cabe señalar que la información fue facilitada en las últimas horas por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Manuel Farías.

Investigan responsabilidad del Ejército de Liberación Nacional en atentados

Está siendo motivo de análisis el ataque con bomba en capital colombiana, en hábitos de inteligencia existen dudas. Por otro lado, sigue detenido el bombeo del oleoducto Caño Limón

La policía trabaja en la escena donde ocurrió una explosión en una zona céntrica en Bogotá
La policía trabaja en la escena donde ocurrió una explosión en una zona céntrica en Bogotá, Colombia, 19 de febrero de 2017. REUTERS/Jaime Saldarriaga

Bogotá- Las Fuerzas Armadas de Colombia anunciaron el lunes que investigan la responsabilidad del ELN en la detonación de una bomba que dejó 26 personas heridas en Bogotá el domingo, después de que el grupo cometió un nuevo ataque contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas que mantiene paralizado el bombeo de petróleo.

Una de las hipótesis de las autoridades que investigan la explosión en una céntrica zona de Bogotá apunta a un comando urbano del Ejército de Liberación Nacional (ELN) como el responsable del ataque, admitió a periodistas el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Hoover Penilla.

Sobre este tema, aún existen, en hábitos de inteligencia, dudas sobre la acción en Bogotá y comentan que impera un ambiente muy complejo en Colombia .

Fuentes del Ejército y de la Policía también atribuyeron al ELN, la segunda fuerza narcoterrorista del país, un atentado del domingo contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el segundo más importante de Colombia.

Informaciones de inteligencia, dan a conocer dos ataques más, con dinamita, registrados el día lunes.

El ataque se dió en las proximidades del municipio de Cubará, en el departamento de Boyacá, cerca de la frontera con Venezuela, informó la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol), al precisar que el bombeo de crudo se encontraba suspendido por un atentado de la semana pasada.

Aunque el bombeo por el oleoducto de 780 kilómetros y con capacidad para transportar hasta 210.000 barriles diarios de crudo está paralizado, la producción y las exportaciones de petróleo en los pozos de Caño Limón, ubicados en Arauca y operados por Occidental Petroleum no han sido interrumpidas.

Ecopetrol dijo que envió personal a la zona del nuevo ataque para iniciar las reparaciones de la tubería que normalmente demora algunos días, dependiendo de las condiciones de seguridad.

El Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes, iniciaron este mes en Ecuador una negociación formal de paz que se cumple en medio de las hostilidades.

Los ataques terroristas del ELN contra la infraestructura petrolera son frecuentes en medio del conflicto interno de 52 años que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados. En el 2016 el oleoducto fue objeto de 43 atentados y en lo que va del 2017 los teroristas han cometido 13 voladuras, de acuerdo con Ecopetrol.

Cabe señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias, el día 21 de febrero. Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Ricardo Figueroa.

Informe relacionado

La paradójica “historia” del proceso de paz de las FARC

Colombia enfrenta disidencia de unos 300 combatientes de Fuerzas  Armadas Revolucionarias de Colombia, por incentivo narco

El comandante del Ejército colombiano, general Alberto José Mejía, habla con un campesino durante la llegada de los militares a una zona previamente ocupada por las FARC en Saiza, Colombia.
El comandante del Ejército colombiano, general Alberto José Mejía, habla con un campesino durante la llegada de los militares a una zona previamente ocupada por las FARC en Saiza, Colombia. 3 febrero 2017. El proceso de paz que está en desarrollo en Colombia enfrenta un cinco por ciento de disidencia de combatientes de la guerrilla de las FARC, que ven más incentivos en el narcotráfico y la minería ilegal que en dejar las armas, dijo el comandante del Ejército prometiendo una dura lucha contra esos grupos. REUTERS/Luis Jaime Acosta

Saiza, Tierralta, Córdoba.- El proceso de paz que está en desarrollo en Colombia enfrenta un cinco por ciento de disidencia de combatientes del gropo narcoterrorista de las FARC, que ven más incentivos en el narcotráfico y la minería ilegal que en dejar las armas, dijo el comandante del Ejército, prometiendo una dura lucha contra esos grupos.

Con su traje camuflado militar y entre montañas del noreste colombiano, el comandante del Ejército, general Alberto José Mejía, reveló en una entrevista con Reuters que calcularon que son unos 300 hombres los que no están acompañando el acuerdo de paz suscrito en noviembre para acabar con 52 años de conflicto.

“Las FARC han presentado y reconocido unas disidencias. En el Bloque Oriental los frentes primero, séptimo, 44 y Acacio Medina, y en el Bloque Sur los frentes 14 y 64. Esto es lo que conocemos al momento y es el 5 por ciento de las FARC, aproximadamente 300 hombres”, dijo Mejía.

Esta es la primera cifra oficial que se conoce sobre las deserciones de las FARC, en momentos en que termina la concentración de unos 6.000 combatientes en cumplimiento del acuerdo de paz para dejar las armas y desmovilizarse, unos 1.000 menos que los miembros que se estimaban de esa guerrilla.

“Podrían surgir otras disidencias en otros lugares en números muy pequeños, estamos en ese proceso de verificación, de monitoreo, tenemos los radares prendidos y algunos indicios que estamos evaluando. Pero en realidad, para el número esperado por los analistas, en otros conflictos normalmente del 20 por ciento, el 5 por ciento es una cifra alejada”, explicó.

La firma del acuerdo de paz -negociado por unos cuatro años en Cuba- entre el Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), inició el fin de la violencia armada más extensa de América Latina que dejó al menos 220.000 muertos.

Pero algunos comandantes guerrilleros de estructuras dedicadas al narcotráfico y a la minería ilegal en zonas selváticas del sureste del país se han declarado en disidencia. Las FARC expulsaron en diciembre a cinco dirigentes por ese motivo.

Mejía reconoció que la guerrilla está cumpliendo el compromiso de concentrarse y advirtió que los desertores, con los que ya se han tenido combates, serán enfrentados con todo el poder militar.

De este pueblo de Saiza salieron decenas de guerrilleros para concentrarse, pero las disidencias de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas criminales buscan ocupar las zonas desalojadas para controlar el narcotráfico y la minería ilegal, enfatizó.

Y las disidencias encendieron las alarmas en Brasil ante la posibilidad de que desertores se unan a organizaciones del narcotráfico y el crimen organizado como el Primer Comando Capital (PCC) que buscaría hacerse del control de rutas del narcotráfico en la frontera con Colombia.

AMENAZAS PARA REGIONES DESALOJADAS

Unos 68.000 efectivos de las Fuerzas Militares y de la Policía llegarán a las zonas desalojadas para ocuparlas y asegurarlas.

Las tropas del Ejército desembarcaron en helicópteros en las afueras de Saiza, mientras que ingenieros militares avanzan en la construcción de una carretera en una región abandonada por años y en donde el Estado no tuvo presencia.

En casi todas las zonas desalojadas por las FARC existen cultivos de hoja de coca, materia prima de la cocaína, por lo que el Gobierno lanzó un ambicioso plan para erradicar y sustituir 50.000 hectáreas y destruir 50.000 más en un año.

“Estos cultivos de coca son como un panal de miel para todo ilegal, todo narcotraficante, banda criminal, ELN o disidencia. Por eso el único camino es arrancar la coca de Colombia, es un asunto de seguridad nacional y tenemos que arrancar la coca para sembrar paz”, sostuvo el oficial.

Mejía dijo que además de erradicar los cultivos ilícitos para impedir la llegada de otros grupos que reemplacen a las FARC, el Estado debe hacer presencia con construcción de escuelas, puestos de salud y carreteras para llevar progreso a las zonas con potencial agrícola y ganadero.

“La salida de las FARC de esta región implica que el Estado debe llegar, el Ejército va a hacer control institucional del territorio, a jalar al Estado para que estas regiones nunca más vuelvan a caer en el olvido ni en el dominio de grupos terroristas o al margen de la ley”, concluyó.

Es procedente señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Silene Ramírez.

El Ejército de Liberación Nacional libera a político secuestrado

El Gobierno de Colombia, había condicionado esa acción para la iniciación de una negociación de paz con la facción terrorista

De izquiera a derecha, Camilo Restrepo, representante del gobierno de Colombia; el ministro de Relaciones de Ecuador, Guillaume Long y Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN en las conversaciones de paz, durante una rueda de prensa en Quito. Imagen
De izquiera a derecha, Camilo Restrepo, representante del gobierno de Colombia; el ministro de Relaciones de Ecuador, Guillaume Long y Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN en las conversaciones de paz, durante una rueda de prensa en Quito. 18 de enero de 2017. Un político que permanecía secuestrado desde hacía diez meses por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda fuerza guerrillera de Colombia, fue liberado el jueves, un hecho que le permitirá al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos comenzar una negociación de paz con ese grupo rebelde en Ecuador.

Bogotá.- Un político que permanecía secuestrado desde hacía diez meses por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda fuerza guerrillera de Colombia, fue liberado el jueves, un hecho que le permitirá al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos comenzar una negociación de paz con ese grupo rebelde en Ecuador.

La liberación de Odín Sánchez se produjo en una zona selvática del departamento del Chocó, en el noroeste de Colombia, donde fue entregado a delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja. El Gobierno también indultó a dos rebeldes del ELN que estaban encarcelados, con base en un acuerdo previo para comenzar el diálogo de paz.

“La comisión humanitaria del ELN cumplió su palabra de entregar al señor Odín”, publicó el grupo rebelde en su cuenta de Twitter.

El Gobierno de Colombia había condicionado la iniciación de una negociación con el ELN a que el grupo rebelde, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, dejara en libertad al político a quien mantenía secuestrado desde abril. La demora en la liberación llevó al Gobierno a aplazar la instalación del diálogo de paz.

Santos y el ELN acordaron un diálogo formal en Ecuador después de más de tres años de contactos en los que concertaron los temas de la agenda de negociación y la logística. Sin embargo, el diálogo se retrasó ante la negativa de esa guerrilla de suspender los secuestros y los ataques a la infraestructura económica, como exigía el Gobierno.

La negociación con el ELN comenzará la próxima semana en Ecuador, mientras Santos intenta implementar el acuerdo de paz que firmó el año pasado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo rebelde más grande del país.

El ELN, acusado de secuestros, asesinatos, ataques a la infraestructura económica del país y extorsiones a multinacionales petroleras y mineras, cuenta con unos 2.000 combatientes y surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana con el apoyo de sacerdotes católicos radicales.

Santos, quien asumió la presidencia en 2010, ha apostado todo su capital político a lograr la paz para acabar con un conflicto de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. Los esfuerzos del mandatario, un economista de 65 años, fueron reconocidos con el Premio Nobel de la Paz.

Es procedente señalar que la información fue suministrada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Patricio Abusleme.

Facción narcoterrorista de la FARC comienza con el “desarme”

Miles de integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia realizan “última” marcha con fusiles en Colombia

Imagen de archivo de unos guerrilleros de las FARC en Caldono, Colombia
Imagen de archivo de unos guerrilleros de las FARC en Caldono, Colombia, jun 4, 2013. A pie, en lanchas y en autobuses miles de combatientes de la guerrilla colombiana de las FARC comenzaron su última marcha con fusiles al hombro por selvas y montañas hacia los sitios donde entregarán sus armas, para cumplir con el acuerdo de paz que pondrá fin al conflicto armado más antiguo de América Latina. REUTERS/Jaime Saldarriaga

Bogotá.- A pie, en lanchas y en autobuses miles de combatientes de la guerrilla colombiana de las FARC comenzaron su “última” marcha con fusiles al hombro por selvas y montañas hacia los sitios donde entregarán sus armas, para cumplir con el acuerdo de paz que pondrá fin al conflicto armado más antiguo de América Latina.

El Alto Comisionado para la Paz de Colombia, Sergio Jaramillo, informó el lunes que unos 4.400 integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) deberán llegar en los próximos días a los albergues temporales donde dejarán las armas y se reintegrarán a la vida civil.

“Comenzó la última marcha de las FARC. Los primeros guerrilleros arrancaron este fin de semana su camino, fusil al hombro, dispuestos a intercambiarlo por una vida en la legalidad, una vida en democracia, una vida distinta que contribuya a la construcción de la paz”, dijo Jaramillo.

El resto de los alrededor de 7.000 combatientes de la guerrilla ya están en o cerca de los sitios de desmovilización, precisó en una declaración a periodistas.

La desmovilización, para el cual fue acordado un plazo de 180 días desde el 1 de diciembre de 2016, marcará el fin de más de 52 años de una violenta confrontación que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados.

El acuerdo de paz, firmado en noviembre por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, después de cuatro años de negociaciones en Cuba, establece que los combatientes se deben concentrar en 26 áreas cercanas a montañas y selvas bajo la supervisión de una misión de la ONU.

“Hemos cumplido nuestra parte desde el mismo día de la firma de los acuerdos, y así lo seguiremos haciendo”, dijo un comunicado del Bloque Sur de las FARC, uno de los más numerosos y beligerantes en medio de la confrontación armada.

Naciones Unidas (ONU) recibirá las armas que se fundirán para construir tres monumentos, mientras que los jefes rebeldes acusados de crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad deberán someterse a la justicia, confesar sus delitos, reparar a las víctimas y pagar penas privativas de la libertad en sitios especiales que no serán cárceles.

Es procedente indicar que la información fue suministrada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Silene Ramírez.

Acuerdo de Brasil y Colombia para combatir el crimen organizado

Los dos países emprenden acciones de combate a delitos fronterizos

a-agencia-brasil-copia
El ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, se reunirá con el ministro de Defensa y los comandantes de las Fuerzas Armadas de Colombia el próximo martes (31), en Manaus, estado de Amazonas, para firmar acuerdos conjuntos de combate al tráfico de armas y drogas en la región fronteriza de los dos países.Divulgação/Sd Mike Allen/ II Comar

Brasil DF.- El ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, se reune con el ministro de Defensa y los comandantes de las Fuerzas Armadas de Colombia el martes 31 de enero, en Manaus, estado de Amazonas, para la firmar de acuerdos conjuntos para el combate al tráfico de armas y drogas en la región fronteriza de los dos países. Jungmann recordó que, tras medio siglo de conflicto entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un acuerdo de paz entró en vigor el 1 de diciembre de 2016. El acuerdo prevé, entre otras cosas, la erradicación de los cultivos de drogas ilegales y la entrega de armas de la guerrilla a la Organización de las Naciones Unidas.

Según el ministro, hay una preocupación por la entrada de esas armas en Brasil. “Hay algunos disidentes de las FARC que no están dispuestos a entrar en ese proceso [de paz], y existe un temor, justificado o no, de que parte de ese arsenal pueda llegar a nuestras ciudades”, dijo.

Roraima

Durante una conferencia de prensa en Recife, estado de Pernambuco, el ministro anunció que arrancó el viernes 27 de enero la operación de las Fuerzas Armadas en la prisión Monte Cristo, en el estado de Roraima. Allí, los militares realizan inspecciones en busca de armas, drogas, túneles de escape y teléfonos móviles.

Entre otros equipos, los agentes emplean rayos x para inspeccionar paredes y una máquina que sirve para detectar túneles, además de 15 perros entrenados para encontrar drogas.

El ministro explicó en esa conferencia que los 335 militares que se encuentran en Roraima no tienen ningún contacto con los presos y que corresponde a las fuerzas policiales del estado (que ingresaron más temprano a la prisión) contener la población carcelaria. El operativo es acompañado por el Ministerio Público Militar.

Además de Roraima, Amazonas, Río Grande del Norte y otros dos estados solicitaron las inspecciones, según informó Jungmann.

Cabe señalar que la información fue suministrada por Agencia Brasil (EBC). Traducción Lucas Magdiel y edición: Luana Lourenço/Nira Foster

Nuevos ataques a infraestructura colombiana

  • Atentados terroristas paralizan bombeo por oleoducto colombiano Caño Limón
  • La guerra cesa en Colombia
a-foto-eln
Ataentados, con la firma del ELN. Foto del ELN

Bogotá.- El bombeo de petróleo por el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el segundo más importante de Colombia, fue interrumpido por una escalada de ataques con explosivos cometidos por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informaron el domingo fuentes militares y de Ecopetrol.

Los siete ataques fueron perpetrados en los últimos días en los departamentos de Norte de Santander y Arauca, fronterizos con Venezuela, dijo Ecopetrol en un comunicado. Fuentes del Ejército atribuyeron los ataques al ELN.

Pese a la parálisis del bombeo por el oleoducto de 780 kilómetros con capacidad para transportar hasta 210.000 barriles diarios de crudo, la producción y las exportaciones de petróleo en los pozos de Caño Limón, ubicados en Arauca y operados por Occidental Petroleum no han sido interrumpidas.

Ecopetrol anunció que envió personal a la zona para iniciar las reparaciones de la tubería que normalmente demora algunos días, dependiendo de las condiciones de seguridad.

Los ataques de la guerrilla del ELN contra la infraestructura petrolera son frecuentes en medio del conflicto interno de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. En el 2016 el oleoducto fue objeto de 43 atentados.

El Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el ELN, la segunda fuerza rebelde del país, iniciarán el 7 de febrero en Ecuador una negociación formal de paz después de que ese grupo libere a un político secuestrado y las autoridades indulten a dos rebeldes encarcelados.

El ELN es el segundo grupo guerrillero de Colombia, cuenta con unos 2.000 combatientes y se opone a la presencia de empresas multinacionales en el sector minero y petrolero, argumentando que se apoderan de los recursos naturales sin dejar beneficios a la población ni a la economía del país.

Cabe señalar que la información fue distribuida por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Patricia Avila.

Legisladores colombianos aprueban acuerdo de paz con las FARC

 

BOGOTÁ. – El Senado de Colombia refrendó el nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y la facción narcoterrorista de izquierda de las FARC, en un primer paso para implementar el pacto con el que se busca poner fin al conflicto armado interno más antiguo de América Latina.

El acuerdo modificado fue firmado la semana pasada entre el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, pero excluyó los cambios exigidos por la oposición política luego de que el pacto original fue rechazado en un plebiscito a comienzos de octubre.

Con 75 votos a favor y ninguno en contra, el Senado aprobó a la media noche del martes el acuerdo que permitirá que unos 7.000 guerrilleros de las FARC dejen las armas a más tardar en seis meses y formen un partido político, en medio de gritos de “viva la paz” de los congresistas.

El pacto con el que se busca poner fin a un conflicto armado de 52 años que ha dejado al menos 220.000 muertos y millones de desplazados fue debatido este miércoles en la Cámara de Representantes.

El Centro Democrático liderado por el ex presidente Álvaro Uribe, que exige cárcel para los jefes de los terroristas por sus delitos cometidos en medio del conflicto y que se opone a que puedan postular a cargos de elección popular, se retiró en el momento de la votación.

Uribe, quien durante sus dos periodos como presidente entre el 2002 y el 2010 lanzó la más fuerte ofensiva contra la facción narcoterrorista, dijo que el acuerdo debe ser refrendado a través de un plebiscito y no a través del Congreso.

“Refrendación del acuerdo por parte del Congreso sustituye mandato popular”, dijo el ex presidente.

El pacto ha dividido a la nación de casi 49 millones de habitantes, una sociedad conservadora donde todavía está arraigado el rechazo a la guerrilla por su pasado criminal y donde muchos aún no están dispuestos a perdonar.

Santos, ganador del Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para acabar el conflicto armado, deberá pasar proyectos de ley al Congreso para implementar el acuerdo, que incluye acceso a la tierra para los campesinos pobres, administración de justicia, narcotráfico, compensación a las víctimas, desminado y un cese bilateral y definitivo al fuego supervisado por la ONU.

Es necesario recordar que, por otro lado, ya pasó un tiempo desde que se anunció el inicio de los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Quito, Ecuador, sin que aún se haya establecido la mesa de negociación. Ambas partes se acusan de incumplir los acuerdos previos. Por ello, demorará un tiempo para que la paz llegue definitivamente a Colombia.

Cabe señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Rodrigo Charme.

 

Gobierno colombiano firma nuevo acuerdo de paz con las FARC

¿Acabará el conflicto en Colombia?

a-agencia-brasil
El presidente de Cuba, Raúl Castro (derecha, segunda fila), de pie entre el mandatario colombiano Juan Manuel Santos (izquierda) y el líder de las FARC Rodrigo Londoño. Agência Lusa/EPA, Ricardo Maldonado/Direitos Reservados

BOGOTÁ. – El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe de la guerrilla de las FARC firmaron el jueves 24 de noviembre un acuerdo de paz que fue modificado pero excluye reclamos clave de la oposición política, luego de que el pacto original fue rechazado en un plebiscito.

La sobria ceremonia en Bogotá inició la cuenta regresiva para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) abandonen las armas a más tardar en seis meses y sus 7.000 combatientes formen un partido político para acabar con un conflicto que dejó al menos 220.000 muertos y millones de desplazados.

El acuerdo fue enviado posteriormente al Congreso para su refrendación.

Después de cuatro años de negociaciones en Cuba, Santos y el líder guerrillero Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, sellaron un acuerdo en septiembre, pero el pacto fue rechazado en octubre por los colombianos en una consulta, obligando al Gobierno a hablar con la oposición y a volver a la mesa con la guerrilla para hacer ajustes.

Pero las modificaciones no atendieron los dos principales reclamos de la oposición liderada por el ex presidente Álvaro Uribe: que los jefes de la guerrilla paguen con cárcel por sus delitos y que no puedan postulares a cargos de elección popular.

Luego de romper el diálogo con el Gobierno, la oposición anunció marchas y criticó la decisión de refrendar el pacto en el Congreso, donde el partido de Uribe es minoría. Por eso no descartó convocar a un plebiscito para sepultar el acuerdo.

El pacto ha dividido a la nación de casi 49 millones de habitantes, una sociedad conservadora donde todavía está arraigado el rechazo a la guerrilla por su pasado criminal y donde muchos aún no están dispuestos a perdonar.

Santos, ganador del Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para acabar el conflicto armado interno, no sólo tiene mayoría en el Congreso para lograr la aprobación del acuerdo, sino también para pasar los proyectos de ley necesarios para implementarlo.

El acuerdo incluye complejos temas como el acceso a la tierra para los campesinos pobres, lucha contra el narcotráfico, administración de justicia, compensación a las víctimas, desminado, la implementación de los pactos y un cese bilateral y definitivo al fuego supervisado por la ONU.

A pesar de todo, la firma del acuerdo con las FARC no garantiza el fin de la violencia en Colombia. Las conversaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional están estancadas, mientras el Gobierno combate a bandas dedicadas al narcotráfico integradas por ex paramilitares de ultraderecha.

El Gobierno estima que el acuerdo de paz impulsará la desacelerada economía del país productor de petróleo, carbón y café para lograr un crecimiento adicional anual de hasta dos puntos porcentuales en el PIB, que el año pasado se expandió un 3,1 por ciento.

Cabe señalar que la información fue facilitada el día 24 de noviembre por Reuters, agencia de noticias. Por Luis Jaime Acosta – Editado por Pablo Garibian.

 

La máxima guerrilla de Colombia en búsqueda de paz

Supremo cabecilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) insta a la reconciliación y confía en salvar acuerdo de paz en Colombia

Imagen de archivo del máximo líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, en La Habana
Imagen de archivo del máximo líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, en La Habana, oct 2, 2016. Los colombianos deben reconciliarse para sanar las heridas de 52 años de confrontación, dijo el miércoles el máximo líder de la guerrilla de las FARC, quien confió en que pronto se pueda revivir el acuerdo de paz que firmó con el Gobierno, sumido en la incertidumbre después de que fue rechazado en un plebiscito. REUTERS/Enrique de la Osa

Bogotá.- Los colombianos deben reconciliarse para sanar las heridas de 52 años de confrontación, dijo el miércoles el máximo líder de la guerrilla de las FARC, quien confió en que pronto se pueda revivir el acuerdo de paz que firmó con el Gobierno, sumido en la incertidumbre después de que fue rechazado en un plebiscito.

Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, firmó el 26 de septiembre un acuerdo de paz con el presidente Juan Manuel Santos para acabar un violento conflicto que ha dejado más de 220.000 muertos y millones de desplazados, pero los colombianos rechazaron el pacto en la consulta, lo que impide implementarlo.

“Reconciliémonos, comencemos por ahí, es necesario la reconciliación, este es un conflicto que lleva muchos años y ha creado heridas muy profundas (…) necesitamos aunar esfuerzos para que entre todos echemos el bálsamo cicatrizante a esas heridas y qué mejor que la reconciliación”, declaró Londoño desde La Habana a la cadena radial Caracol.

El inesperado resultado del plebiscito impide implementar el acuerdo que contemplaba que unos 7.000 combatientes de la guerrilla dejarían las armas y conformarían un partido político.

También obligó a Santos a buscar consensos con la oposición que lidera el ex presidente Álvaro Uribe, que exige que los jefes guerrilleros vayan a la cárcel por los crímenes cometidos en medio del conflicto y que no puedan ocupar cargos de elección popular.

Aunque las demandas de Uribe parecen exageradas para un grupo que había acordado penas privativas de la libertad de entre cinco y ocho años, pero no cárcel, además de 10 escaños en el Congreso a partir del 2018, Londoño dijo que se están escuchando las opiniones de esos sectores y confió en lograr un consenso en el futuro inmediato.

“No me caso con fechas, pero le aseguro que van a haber buenas noticias pronto, estamos trabajando en eso. Estamos comprometidos con la paz y esto no tiene marcha atrás”, afirmó el líder rebelde, quien sin embargo advirtió que revivir la discusión del tema de justicia sería un “exabrupto” porque tardó más de 18 meses y fue uno de los más complicados.

“No podemos echar por la borda la posibilidad de parar una confrontación que ya está completando más de 52 años y que ha traído tanta desgracia, muerte y desolación a nuestra patria”, concluyó diciendo el comandante rebelde de 57 años.

Cabe recordar que las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia (FARC), son responsables de secuestros, asesinatos, ataques a la infraestructura del país, entre otras actos delictivos. Además, son consideradas en la lista de organizaciones terroristas por los Estados Unidos y la Unión Europea.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias, con reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Lucila Sigal y Luján Frank Maraschio.

Presión para que Juan Manuel Santos alcance la paz

El gobierno de Colombia y Ejército de Liberación Nacional inicián negociación formal de paz

Foto de archivo de un grafiti del Ejército de Liberación Nacional en El Palo, Colombia
Foto de archivo de un grafiti del Ejército de Liberación Nacional en El Palo, Colombia, feb 10, 2016. Las conversaciones de paz con la segunda fuerza guerrillera de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), comenzarán próximamente, un nuevo avance en los esfuerzos del presidente Juan Manuel Santos para acabar con una confrontación de más de medio siglo con la insurgencia, informaron el lunes fuentes del Gobierno. REUTERS/Jaime Saldarriaga

BOGOTÁ.- Las conversaciones de paz con la segunda fuerza guerrillera de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), comenzarán próximamente, un nuevo avance en los esfuerzos del presidente Juan Manuel Santos para acabar con una confrontación de más de medio siglo con la insurgencia, informaron el lunes fuentes del Gobierno.

El anuncio oficial se previó realizar el lunes 10 de octubre, en la noche, desde Caracas, precisaron por separado dos fuentes de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

“Las delegaciones del Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) hacen un anuncio en la Casa Amarilla de la Ciudad de Caracas”, dijo un comunicado oficial, previo, que además convocó ese día a una conferencia de prensa a las 19.00 hora local de Colombia.

El Gobierno de Santos y el ELN acordaron a finales de marzo iniciar una negociación formal en Ecuador después de más de dos años de contactos en los que concertaron los temas de la agenda de negociación y la logística.

Las conversaciones secretas entre las partes comenzaron en enero del 2014 y después transcendieron a la opinión pública. Sin embargo, el diálogo no comenzó ante la negativa del grupo guerrillero de suspender los secuestros y los ataques contra la infraestructura económica del país como lo exigía el Gobierno.

En las últimas semanas el ELN dejó en libertad a dos personas que mantenía secuestradas, un gesto que valoró el Gobierno de Colombia.

El anuncio se produce mientras aumenta la presión para que Santos rescate el acuerdo de paz que firmó con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo rebelde más grande del país, pero que fue rechazado por los electores en un plebiscito por un estrecho margen, lo que impide su implementación.

Santos, quien asumió la presidencia en el 2010, ha apostado todo su capital político a lograr la paz para acabar con un conflicto de 52 años que ha dejado más de 220.000 muertos y millones de desplazados. Los esfuerzos del mandatario, un economista de 65 años, fueron reconocidos con el Premio Nobel de la Paz.

El ELN, conformado por unos 2.000 combatientes y que surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana con el apoyo de sacerdotes católicos radicales, mantuvo conversaciones con el gobierno colombiano entre el 2002 y el 2007, pero no prosperaron.

El grupo guerrillero, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, es responsable de secuestros, asesinatos, ataques a la infraestructura económica del país, así como de extorsiones a multinacionales petroleras y mineras.

Cabe señalar que la información fue suministrada el día 10 de octubre por Reuters, agencia de noticias, reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Gabriela Donoso.

Acuerdo con las FARC no garantiza el fin de la violencia

Gobierno de Juán Manuel Santos sella la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y acaba con más de medio siglo de conflicto interno

Foto del lunes del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (I), y el líder de las FARC, Timochenko, estrechando sus manos tras firmar el acuerdo de paz en Cartagena
Foto del lunes del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (I), y el líder de las FARC, Timochenko, estrechando sus manos tras firmar el acuerdo de paz en Cartagena. Sep 26, 2016. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, firmaron el lunes un histórico acuerdo para acabar con un conflicto armado que desangró a Colombia durante más de medio siglo. REUTERS/John Vizcaino

Cartagena, Colombia.- Con un bolígrafo hecho de una bala, el presidente colombiano y el líder de la guerrilla izquierdista de las FARC firmaron el lunes un acuerdo que puso fin a un conflicto armado de medio siglo con cientos de miles de víctimas, a quienes el grupo rebelde pidió perdón por primera vez.

En un gran paso en el largo camino para reconciliar al país, el mandatario Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), sellaron la paz en Cartagena después de cuatro años de negociaciones.

Con la rúbrica, iniciaron la cuenta regresiva para que 7.000 guerrilleros dejen las armas en un plazo de seis meses y formen un partido para seguir luchando por los pobres, pero ahora desde la política.

“Que nadie dude que vamos hacia la política sin armas, preparémonos todos para desarmar las mentes y los corazones”, dijo Londoño ante la mirada de Santos. “En nombre de las FARC-EP ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto por todo el dolor que hayamos podido causar en esta guerra”.

Durante la ceremonia los dos viejos enemigos se estrecharon por primera vez la mano en Colombia, un símbolo del nuevo camino que empieza a transitar el país tras 52 años de confrontación que provocó 220.000 muertos, millones de desplazados y limitó el potencial de la cuarta economía de América Latina.

“Lo que firmamos hoy es una declaración del pueblo colombiano ante el mundo de que nos cansamos de la guerra, de que no aceptamos la violencia como medio para defender las ideas”, declaró Santos.

“Cambiar las balas por los votos; las armas por las ideas, es la decisión más valiente y más inteligente que puede tomar cualquier grupo subversivo, y en buena hora ustedes entendieron el llamado de la historia”, sostuvo luego de regalarle a Londoño un prendedor de una paloma bendecido por el Papa Francisco.

Miles de colombianos en la plaza de Bolívar de Bogotá y en otras ciudades del país aplaudieron, festejaron y ondearon banderas mientras veían la firma del acuerdo en pantallas gigantes de televisión. Las autoridades organizaron shows musicales para celebrar la ocasión, que guerrilleros festejaron con conciertos en sus campamentos de la selva.

Aviones de guerra surcaron los aires de Cartagena para saludar el histórico momento.

El secretario de las Naciones Unidas, organización que supervisará el postconflicto, reconoció el esfuerzo de las dos partes y dijo que el acuerdo contribuirá a mejorar el país.

“Gracias a un diálogo laborioso y visionario, pueden mirar al futuro con optimismo. ¡Viva la Paz!, ¡Viva Colombia!, ¡Viva Colombia en Paz!”, dijo Ban Ki-moon en la ceremonia, que fue clausurada por una orquesta acompañada por un coro infantil que interpretó el “Himno a la Alegría”.

División por el acuerdo

Entre los 2.500 invitados que asistieron a la ceremonia, vestidos de blanco, hubo 15 mandatarios, como el cubano Raúl Castro. También estuvieron el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y víctimas del conflicto.

Ahora el pacto deberá ser avalado por los colombianos en un referéndum. Todas las encuestas pronostican un triunfo del “Sí” en el plebiscito del 2 de octubre.

Pero si los vaticinios no se cumplieran, el presidente no podría implementar los acuerdos y el proceso de paz con el grupo rebelde más antiguo de Latinoamérica quedaría en el limbo.

El acuerdo de paz ha dividido a los colombianos. Muchos, como el ex presidente Álvaro Uribe, se oponen a que los líderes de las FARC, acusados de haber cometido asesinatos, secuestros y abusos sexuales, entre otros delitos, tengan la posibilidad de ocupar cargos políticos.

“Es un día histórico que genera una ruta posible para Colombia de búsqueda de una paz firme”, dijo Humberto de la Calle, el jefe negociador del gobierno con la guerrilla, en una entrevista con Reuters. “Si gana el ‘No’ sencillamente se acabó el proceso”.

La letra chica

A pesar de los escrúpulos de muchos colombianos, el pacto establece que los jefes guerrilleros deberán confesar todos sus crímenes ante un tribunal especial a cambio de una pena privativa de la libertad de entre cinco y ocho años, antes de poder integrarse a la sociedad y aspirar a un cargo político.

El acuerdo, plasmado en un texto de 297 páginas, incluye complejos temas como el acceso a la tierra para los campesinos pobres, la lucha contra el narcotráfico, la implementación de la justicia, la compensación a las víctimas, el desminado de zonas del país y la implementación de los pactos.

El Gobierno estima que el pacto le ayudará a la desacelerada economía del país productor de petróleo, carbón y café, a lograr un crecimiento adicional anual de hasta dos puntos porcentuales en el PIB, que el año pasado fue del 3,1 por ciento.

De todos modos, la implementación de los acuerdos tardará por lo menos una década y tendrá un alto costo económico que aún el Gobierno no ha precisado.

La firma del acuerdo generó buenas noticias para las FARC. Mientras la Unión Europea la excluyó de la lista de organizaciones terroristas, una decisión que le permitirá a ese bloque apoyar el postconflicto, Estados Unidos dijo que aunque no está listo aún para hacer lo mismo, revisará la situación en la medida en que se implementen los acuerdos de paz.

A pesar de la firma del acuerdo con las FARC es un paso primordial para lograr la paz, no garantiza el fin total de la violencia en Colombia: aún opera en las selvas un grupo rebelde más pequeño, el Ejército de Liberación Nacional, y las conversaciones entre el Gobierno y los insurgentes están estancadas.

Cabe indicar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias, editado por Pablo Garibian.

Las FARC seguirán siendo consideradas entre las organizaciones terroristas

Estados Unidos no está listo aún para excluir a la Fuerza Armadas Revolucionarias de Colombia de la nómina de facciones extremistas

Imagen de archivo del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en una rueda de prensa en Manhattan
Imagen de archivo del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en una rueda de prensa en Manhattan, sep 22, 2016. Kerry, dijo el lunes que Washington no está preparado aún para sacar a la guerrilla colombiana de las FARC de su lista de organizaciones terroristas, pero revisará su situación en la medida en que se implementen los acuerdos de paz con el Gobierno de Bogotá. REUTERS/Darren Ornitz

Cartagena, Colombia.- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo el lunes que su país no está listo aún para sacar a la guerrilla colombiana de las FARC de su lista de organizaciones terroristas, pero revisará su situación en la medida en que se implementen los acuerdos de paz con el Gobierno de Bogotá.

Kerry habló con periodistas durante una visita a Cartagena de Indias para la firma de los acuerdos de paz entre el Gobierno de Colombia y el grupo insurgente que pondrán fin al conflicto armado más extenso de América Latina.

“Estamos claramente preparados para revisar y hacer valoraciones en la medida en que ocurran los hechos”, dijo, anticipando que el proceso podría avanzar rápidamente si los rebeldes se adhieren a los términos del acuerdo.

“Creo que lo sabremos muy rápidamente”, afirmó. “Estamos comprometidos con el éxito. No queremos dejar a la gente en una lista si no pertenecen a una lista”, añadió.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, hizo el pedido a Estados Unidos dentro de las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), cuyos acuerdos pondrán fin a más de medio siglo de hostilidades que dejó unos 220.000 muertos y millones de desplazados.

“Este paso que su país va a tomar es un paso gigantesco”, dijo Kerry previamente en un encuentro con víctimas del conflicto en un centro de formación para los afectados, ex combatientes y otros jóvenes.

“Cualquiera puede tomar un arma, volar cosas, dañar a otras personas, pero esto no lleva a ninguna parte”, dijo. “La paz es un trabajo duro”.

Kerry alabó a Santos y comprometió unos 390 millones de dólares en fondos de Estados Unidos para ayudar a implementar los acuerdos de paz.

El acuerdo incluye complejos temas como el acceso a la tierra para los campesinos pobres, garantías para que los guerrilleros desmovilizados formen un partido político, la lucha contra el narcotráfico, justicia, víctimas, desminado y la implementación de los pactos.

No obstante, el secretario descartó que estuviera en la mesa como parte de los acuerdos el perdón para Ricardo Palmera, un líder de las FARC conocido como Simón Trinidad.

“Simón Trinidad no era y no es parte de este acuerdo”, enfatizó. “Somos muy conscientes de las peticiones que se han hecho y de los intereses que tienen las personas. Pero eso es realmente algo que tiene que ser tratado a través del Departamento de Justicia, no del Departamento de Estado”.

Trinidad cumple una condena de 60 años en una prisión federal de máxima seguridad en Colorado por su papel en el secuestro de tres contratistas del Gobierno de Estados Unidos en el 2003.

(Reporte de Patricia Zengerle; Reporte adicional de Helen Murphie y Luis Jaime Acosta; Editado en español por Javier López de Lérida y Silene Ramírez).

Cabe señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias.

Gobierno de Colombia declara el fin del conflicto

Presidente Santos dice, ante la ONU, haber pues fin a una confrontación que ha dejado al menos 220.000 muertos y millones de desplazados.

a-un-photos
Juan Manuel Santos. UN Photos

NACIONES UNIDAS .- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, proclamó el miércoles ante las Naciones Unidas el fin del conflicto armado de más de medio siglo y dijo que el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC le permitirá a la nación sudamericana alcanzar su potencial económico y social.

El Gobierno de Santos y las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cerraron en agosto una negociación de casi cuatro años que se cumplió en Cuba para poner fin a una confrontación que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

“Después de más de medio siglo de conflicto armado interno, hoy regreso a las Naciones Unidas, en el Día Internacional de la Paz, para anunciar –con toda la fuerza de mi voz y de mi corazón– que la guerra en Colombia ha terminado”, afirmó Santos en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“En Colombia estamos pasando la página de la guerra para comenzar a escribir el capítulo de la paz. Suenan en Colombia las campanas de la paz y su eco llega a todas las naciones representadas en este recinto”, agregó.

El mandatario, un economista de 65 años, aseguró que los recursos que antes se destinaban a la guerra se van a utilizar para mejorar la educación, la salud y la seguridad de los ciudadanos, lo que le permitirá al país tener más inversión, comercio y turismo.

“Hay una guerra menos en el planeta y es la de Colombia”, dijo un emocionado Santos, que firmará el lunes con el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, el acuerdo de paz.

El pacto, un texto de 297 páginas, incluye temas como el acceso a la tierra para los campesinos pobres, garantías para la participación en política de los guerrilleros desmovilizados, la lucha contra el narcotráfico, justicia, víctimas, desminado y la implementación de los pactos.

El acuerdo final deberá ser avalado o rechazado por los colombianos en un plebiscito el 2 de octubre. Santos necesita que los electores respalden el pacto en las urnas para poder implementarlo.

De acuerdo con la autoridad electoral, se necesitan al menos 4,54 millones de votos, un 13 por ciento del censo electoral, para aprobar o rechazar los acuerdos y ganará la opción más votada.

Cabe indicar que la información fue facilitada el 21 de septiembre por Reuters, Agencia de noticias.

(Reporte de Luis Jaime Acosta en Bogotá. Editado por Javier Leira).

Las FARC en la búsqueda del poder en Colombia

Acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia abre la puerta al socialismo en el país y establecer un sistema al estilo de Venezuela y Cuba, dice la oposición

Oscar Iván Zuluaga habla durante una entrevista, cuando era ministro de Hacienda, en Bogotá. Imagen de archivo
Oscar Iván Zuluaga habla durante una entrevista, cuando era ministro de Hacienda, en Bogotá.. 11 de julio de 2012. El acuerdo de paz entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC es una concesión que ofrece condiciones a la guerrilla para llegar al poder y establecer un sistema socialista al estilo de Venezuela y Cuba, dijo el director del principal partido de oposición en Colombia. REUTERS/John Vizcaino

Bogotá.- El acuerdo de paz entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC es una concesión que ofrece condiciones a la guerrilla para llegar al poder y establecer un sistema socialista al estilo de Venezuela y Cuba, dijo el director del principal partido de oposición en Colombia.

“Esos acuerdos lo que crean es una autopista pavimentada para el socialismo siglo XXI (…) Ellos (las FARC) tienen muy claro que van tras el poder y lo que necesitaban era un gobierno débil que les hiciera ese acuerdo que les crea esas condiciones, no les va a pasar nada, todo lo ganaron”, sostuvo Oscar Iván Zuluaga, en una entrevista con Reuters el miércoles en la noche.

El Gobierno y las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) concluyeron en agosto una negociación de paz de casi cuatro años en Cuba para acabar con un conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

El pacto se firmará el 26 de septiembre en Cartagena, pero los colombianos deben ir a las urnas el 2 de octubre para apoyarlo o rechazarlo.

El Gobierno, que promueve el “Sí”, busca que los electores respalden el acuerdo para implementarlo, pero el opositor Centro Democrático, un partido de derecha, impulsa el “No” argumentando que es una concesión a la guerrilla que no garantiza la paz.

“Aquí nos jugamos qué clase de sociedad y de país queremos para cada una de nuestras familias, nuestros hijos, nuestros nietos. Y si se vota ‘Sí’ (al acuerdo), no hay chance de volver atrás, no se puede corregir nada”.

Zuluaga sostuvo que el capítulo de tierras genera riesgos de expropiación, mientras que el de política le da ventajas a las FARC frente a partidos tradicionales.

El dirigente político, quien perdió en el 2014 la segunda vuelta de la elección presidencial frente a Santos, sostuvo que su partido no está en contra de la paz, sino de los acuerdos que entregan beneficios a las FARC sin que se puedan modificar en el futuro si es que triunfa el “Sí”.

“Ese es uno de los problemas si gana el ‘Sí’. Como a ese acuerdo se le dio categoría especial hace parte entonces del bloque de Constitucionalidad. ¿Qué significa? que no se puede modificar si las FARC no están de acuerdo”, advirtió Zuluaga.

El Centro Democrático, cuyo máximo líder es el ex presidente y actual senador Álvaro Uribe, exige que los máximos comandantes de las FARC responsables de asesinatos, masacres, secuestros, reclutamiento de menores, ataques a la infraestructura económica, paguen una pena efectiva de cárcel.

El acuerdo establece restricciones de la libertad, pero no prisión, siempre y cuando los rebeldes confiesen sus delitos.

Zuluaga dijo que también se oponen a que los líderes de las FARC, a quienes calificó “verdugos” del pueblo colombiano, puedan ser elegidos congresistas, alcaldes o gobernadores.

El político dijo que si gana el “No” buscarán corregir los pactos porque no son el camino para avanzar hacia una verdadera paz. Las últimas encuestas pronostican un triunfo del “Sí”. El Gobierno defiende los pactos de paz y acusa a la oposición de promover una campaña de desinformación.

“Entonces vamos a quedar hipotecados por los próximos 50 años, vamos a quedar absolutamente maniatados. ¿A quién se le ha hecho esa concesión en los 200 años de vida democrática del país? La única opción para mejorar esos acuerdos es votando por el ‘No’ porque abre ese espacio que es lo que nosotros queremos”, concluyó.

Cabe indicar que la información fue suministrada el día 8 de septiembre por Reuters, Agencia de Noticias.

Militares italianos imparten técnicas de desminado a soldados colombianos

A Foto Ejército de Colombia
Foto del Ejército Nacional de Colombia

Bogotá.- Señala una publicación realizada el 24 de febrero, por militares colombianos que, con el propósito de fortaleciendo los vínculos militares del Ejército Nacional con sus similares en el extranjero; una delegación experta en desminado del Ejército Italiano entrenó a 25 militares colombianos en el Fuerte Militar de Tolemaida.

Es procedente indicar que la especie noticiosa fue divulgada por el ejército de Colombia apuntando a la fuente de JLCM Agencia de Noticias Internacional.

La nota dice que, el Teniente Coronel Fabrizzio Ricci, jefe de instructores y experto antiexplosivos italiano, por 13 días tuvo la misión de instruir a los oficiales y suboficiales colombianos en nuevas técnicas de rastreo, localización y destrucción de minas antipersona en diferentes tipo de terrenos con el fin de combatir el flagelo de las minas antipersonal.

Este equipo de instructores del Ejército de Italia está conformado por dos capitanes, un subteniente y un sargento mayor, quienes poseen amplia experiencia en la detección, desactivación y activación de manera controlada de los Artefactos Explosivos Improvisados (AEI) quienes trasmiten a las tropas el conocimiento que han alcanzado en esta clase de operaciones Militares.

El Ejército Nacional neutralizó más de 289 mil minas en el último año, salvando la vida a casi un millón de personas entre civiles y militares. Con el apoyo internacional se benefician las labores de desminado para la protección de la población civil e igualmente se garantiza la profesionalización de las tropas para el cumplimiento de la misión constitucional, un firme objetivo al que le apunta la institución.

OCDE insta a Colombia a mejorar su sistema de salud

C5 Foto OCDEParis, Francia / BC, SC, Brasil.- Colombia ha mejorado significativamente su sistema de salud durante los últimos 20 años, logrando incrementos en la expectativa de vida y reducciones en la mortalidad infantil. La mortalidad infantil bajó dese 40 muertes por 1 000 nacidos vivos en 1970 hasta 12.8 en 2013. La expectativa de vida alcanzó 75.2 años en 2013. Para mantener la ambición de proveer un servicio de salud universal y de alta calidad, Colombia ahora debe enfocarse en mejorar la eficiencia y fortalecer la sostenibilidad financiera del sistema de salud, según un nuevo reporte de la OCDE.

El nuevo reporte titulado Estudios de la OCDE sobre los Sistemas de Salud: Colombia demuestra que casi todos los colombianos ahora tienen acceso a los servicios de salud. La cobertura de la salud se cuadruplicó desde un 23.5% de la población en 1993 hasta un 96.6% en 2014.

La cobertura del seguro de salud creció con mayor rapidez para las personas en el 20% más pobre de la población (desde un 4% en 1993 hasta un 89%) y para las poblaciones de zonas rurales (desde un 6.6% en 1993 hasta un 92.6%).

Todos los colombianos tienen el mismo acceso a los mismos servicios de salud y tienen una buena protección financiera contra gastos de salud excesivos en caso de enfermarse. El gasto del bolsillo de los pacientes tan solo llega al 14% del gasto total en salud. Este porcentaje es uno de los más bajos en América Latina y está por debajo del promedio de 19% en la OCDE. Tanto la proporción de pacientes que no recibieron servicios sanitarios cuando lo requirieron, como los tiempos de espera para obtener una cita médica, también han sido substancialmente reducidos.

“A pesar de estos significativos avances durante los últimos años, el sistema de salud en Colombia aún se enfrenta con importantes desafíos” dijo el Secretario General de la OCDE Angel Gurría. “El enfoque ahora debe estar en mejorar la calidad, la eficiencia y la sostenibilidad del sistema sanitario.”

Según el reporte, las compañías aseguradoras en el sistema de salud de Colombia aún no se han convertido en compradoras efectivas y eficientes de los servicios de salud. Los pagos a médicos, clínicas y hospitales deberían recompensar cada vez más la calidad de la atención de la salud y los buenos resultados, en lugar del volumen de servicios de salud prestados.

El reporte recomienda que Colombia trate de instaurar una gestión del desempeño y una rendición de cuentas más sólidas en torno a las aseguradoras de salud. Una gestión del desempeño más rigurosa es igualmente necesaria para las clínicas, los hospitales y otros proveedores de servicios de salud.

Convendría desarrollar un conjunto más amplio de normas de calidad en asistencia sanitaria y de directrices reguladoras de los servicios de atención primaria. Además, es necesario crear un currículo de especialización destinado a médicos generales, enfocándose en la prevención y la gestión de enfermedades crónicas.

También deben ser tomadas medidas para asegurar que los sistemas de información de salud funcionen de la manera más efectiva posible. El desarrollo de un sistema informativo más sofisticado, ayudará a Colombia a extender su participación en esfuerzos de comparaciones internacionales, como lo son los Indicadores de Calidad de Servicios de Salud de la OCDE. Este será un paso vital para el mejoramiento continuo de la calidad y la eficiencia del sistema sanitario en Colombia.

Cabe señalar que la información fue remitida en las últimas horas para LFMD por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

 

Matan a periodista colombiana en puesto de trabajo

Las autoridades colombianas del municipio de Pitalito, departamento de Huila (sudoeste), confirmaron que la periodista Flor Alba Núñez fue asesinada cuando entraba en las instalaciones de la radio La Preferida FM, el jueves 10 de septiembre.

Foto RSF
Foto RSF

París / BC, SC Brasil. – Dos hombres que circulaban en motocicleta dispararon a sangre fría a la locutora de radio Flor Alba Núñez, de 25 años de edad, cuando entraba en el estudio de grabación de la radio La Preferida FM, la mañana del 10 de septiembre. Así narra los sucedido Reporteros Sin Fronteras en una nota distribuida en los últimos días.

Flor Alba Núñez, originaria de Pitalito, era conductora del programa ‘La preferida Stereo’, de la estación La Preferida FM, y también era corresponsal de Canal 6, TV5 y Canal Nación TV. Asimismo, realizaba estudios en Humanidades en la Universidad de Magdalena.

Según sus allegados, la periodista había recibido amenazas anónimas recientemente. Esto, después de haber publicado en su página de Facebook imágenes de delincuentes detenidos por la policía que acababan de cometer un robo cerca del ayuntamiento de Pitalito.

“Éste es el tercer asesinato de un periodista en Colombia en este año. RSF rechaza este repudiable hecho y pide a las autoridades colombianas que esclarezcan este crimen”, señaló Emmanuel Colombié, responsable del Despacho Américas de Reporteros sin Fronteras (RSF). “Las amenazas a periodistas en Internet y en las redes sociales deben ser tomadas con mayor seriedad por las autoridades, en especial cuando en las redes las amenazas son cotidianas y con este hecho, demuestran que se materializan. RSF lamenta que no se contemple ninguna sanción y que no se cuente con medidas preventivas para proteger a los periodistas amenazados en la Web”, añadió.

Aún quedan otras pistas por examinar para determinar los motivos de este asesinato. Todavía se está estudiando el vínculo que podría existir con la cobertura de las elecciones locales, previstas para el 25 de octubre, que habría realizado la periodista. Flor Alba Núñez también había recibido amenazas en las redes sociales de personas inconformes porque difundió en su programa testimonios de personas implicadas en la muerte de un perro, en agosto pasado.

Colombia, el tercer país más mortífero para el gremio en el continente americano, se encuentra en el lugar 128, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015 de RSF.

OCDE señala la necesidad reformas estratégicas en Colombia

Decolar ofertas-malucas-300x250 -7La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afirma que una reforma de las políticas fomentaría la competitividad agrícola y el crecimiento inclusivo colombiano

C13 Foto OCDE. --Bogotá- Las reformas estructurales y las políticas que fomentan la competitividad a largo plazo servirán para que el sector agrícola de Colombia contribuya a lograr un crecimiento más sostenible e inclusivo, según se desprende de un informe de la OCDE. Esto fue indicado en una comunicación de prensa de la organización internacional remitida el día 27 de abril.

En el informe Revisión de la OCDE de las Políticas Agrícolas: Colombia 2015 se subraya la importancia del incremento en inversiones estratégicas en capital humano e infraestructura, el fortalecimiento del sistema de innovación agrícola y la eliminación de las grandes deficiencias en el sistema de tenencia de la tierra.

“Si bien la agricultura ha tenido siempre una gran importancia en la economía colombiana y ha contribuido notablemente al PIB, a la generación de empleo y a las exportaciones, el sector agrícola enfrenta retos sustanciales,” afirmó Ken Ash, Director de la Dirección de Comercio y Agricultura de la OCDE, en un acto de presentación del estudio en Bogotá con Aurelio Iragorri Valencia, Ministro de Agricultura de Colombia.

“Para abordar las actuales deficiencias del sector agropecuario será necesario llevar a cabo una amplia reforma de las políticas e instituciones agrícolas, como reforzar los derechos de la tierra y el acceso a la misma, reorientar las políticas de precios ineficaces e impulsar el apoyo a las inversiones estratégicas en personas, infraestructura e innovación. La creación de un entorno propicio para el sector agropecuario aportará mucho más beneficios a los agricultores.”

Si bien la agricultura sigue constituyendo un elemento fundamental de la economía colombiana, su contribución al PIB y a la generación de empleo ha disminuido, pasando del 16,5% y el 26% en 1990 al 5,2% y al 17,5% en 2013, respectivamente.

En el sector agrícola existe un alto nivel de pobreza y desigualdad de ingresos, así como un gran número de pequeños agricultores, cuya producción se destina principalmente al autoconsumo, y un número reducido de explotaciones agrícolas comerciales a gran escala que generan una parte importante de la producción. La eliminación de las distorsiones del sistema actual de impuestos y transferencias permitirá una utilización más productiva de la tierra y contribuirá a un crecimiento generalizado.

En el informe se señala que los cultivos ilícitos y el conflicto armado han dificultado el crecimiento agrícola sostenible. Puesto que más del 40% de la propiedad de la tierra sigue siendo informal, Colombia debe mejorar su sistema de tenencia de la tierra mediante el acceso a la misma, la restitución de tierras y la formalización de los derechos de las mismas.

El apoyo gubernamental a la agricultura, según se desprende de las Estimaciones de la OCDE de Apoyo al Productor (PSE, por sus siglas en inglés), constituyó el 19% de los ingresos brutos de los agricultores en el período 2011-2013, un valor promedio equiparable al de los 34 países miembros de la OCDE. Más del 80% de dicho apoyo se proporcionó en la forma de Apoyo al Precio de Mercado (MPS, por sus siglas en inglés) con objeto de mantener los precios domésticos por arriba de los precios internacionales, a través de restricciones a las importaciones, en particular de aranceles. El MPS tiende a elevar los precios teniendo un mayor impacto en los consumidores de menor poder adquisitivo, es relativamente ineficiente en mejorar los ingresos de los productores y distorsiona las decisiones de producción y comercio. En el informe se incluyen varias reformas cuyo objetivo es mejorar la eficiencia del apoyo público a los agricultores y los consumidores.

En este estudio se proponen asimismo diversas reformas para mejorar la competitividad de las exportaciones agrícolas de Colombia, que actualmente representan alrededor del 11% de las exportaciones del país, con tendencia a la baja. En particular, el informe menciona fortalecer la capacidad de los agricultores de Colombia para cumplir con las normas sanitarias y fitosanitarias de los mercados de exportación.

La OECD también recomienda que Colombia reevalúe el marco de inversiones públicas y privadas en el ámbito de la innovación agrícola. La utilización de la tecnología es baja y la calidad de la formación y el apoyo técnico que se brinda a los agricultores son susceptibles de mejora y puede hacerse mucho más para atraer nuevas inversiones privadas.

Por último, en el informe se recomienda que Colombia fortalezca su marco institucional para la formulación e implementación de políticas agrícolas. Avanzar hacia un sistema de monitoreo, análisis e información exhaustiva y coherente sobre políticas agrícolas, el cual permitirá evaluar y mejorar el desempeño de las mismas.

Decolar ofertas-malucas-300x250 8

OCDE: Colombia necesita una reforma tributaria integral

  • El país precisa un cambio en el área de recaudación de impuestos para impulsar la inversión y diversificar la economía
Gráfico elaborado por la OCDE.
Gráfico elaborado por la OCDE.

París. – Según el último Estudio Económico de Colombia elaborado por la OCDE, la economía colombiana ha tenido un desempeño extraordinariamente bueno durante la última década, situándose consistentemente entre las economías más dinámicas de América Latina, pero hoy en día necesita una reforma tributaria integral que fomente la inversión y la diversificación de la economía para que el país pueda situarse en la senda hacia un crecimiento más sólido, sostenible e inclusivo.

La OCDE identifica una serie de políticas que resultan fundamentales para el futuro crecimiento del país y para reducir los altos niveles de desigualdad de ingresos. Es necesario implantar una reforma tributaria integral para que el sistema tributario resulte más favorable a la inversión, más eficiente y equitativo, mientras que una reforma del sistema pensional podría reducir la pobreza en la tercera edad. Asimismo, el Estudio indica que impulsar la inversión en infraestructuras —mediante el cumplimiento de la cuarta generación (la denominada 4G) de concesiones viales promovida por el gobierno— y dotar de mayor eficacia a las inversiones subnacionales son también prioridades claves.

El Estudio, presentado en Bogotá por Alvaro Pereira, Director de Estudios País del Departamento de Economía de la OCDE, Mauricio Cárdenas Santamaría, Ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia, y José Uribe, Gerente General del Banco de la República, pone de relieve que se prevé que la economía de Colombia crezca en valores cercanos al 4,5% en los próximos años, a pesar de unas condiciones externas menos favorables.

“La economía colombiana ha mostrado una solidez y un dinamismo extraordinarios en los últimos años, pero la caída de los precios del petróleo y del carbón constituye un importante desafío para poder sostener el crecimiento,” afirmó Álvaro Pereira. “Mientras que la reforma tributaria de 2012 tuvo efectos muy positivos sobre la creación de puestos de trabajo formal, y la ley tributaria de diciembre 2014 también representa un paso en la dirección correcta, se requiere de más medidas ahora.  Una reforma tributaria integral puede aportar el impulso necesario al crecimiento y a la inversión para diversificar la economía, reducir aún más la informalidad laboral y mejorar el bienestar de todos los colombianos.”

La reforma tributaria debe abordar las elevadas tasas impositivas sobre los beneficios de las empresas, el IVA sobre los bienes de inversión y el impuesto sobre el patrimonio neto de Colombia, los cuales perjudican a la inversión, según indica la OCDE. El Estudio recomienda reducir gradualmente la tasa del impuesto sobre la renta corporativa y que se amplíe la base impositiva de este tributo, de manera que aumente así el número de empresas que pagan impuestos.

El fortalecimiento de la administración tributaria y el aumento de las sanciones contribuirán a reducir la evasión de impuestos. El análisis efectuado por la OCDE muestra que una reducción del 50% en el IVA y en la evasión tributaria de las empresas podría aportar unos ingresos adicionales de más de 15 billones de COP (8.000 millones de USD). Esta recaudación adicional podría ayudar a financiar inversiones sociales y en infraestructuras, así como parte de los costos de implementación de un futuro plan de paz.

El Estudio también indica que Colombia puede hacer que su sistema tributario sea más respetuoso con el medio ambiente —introduciendo un impuesto sobre el carbono— y más equitativo —reduciendo las generosas exenciones y deducciones del impuesto sobre la renta personal, que benefician fundamentalmente a los contribuyentes más adinerados— sobre todo en relación con las elevadas pensiones y los dividendos.

La OCDE también recomienda reformar a fondo el sistema pensional para reducir la desigualdad y la pobreza en la tercera edad. En torno a dos terceras partes de esta franja de población no dispone de ningún tipo de pensión en la actualidad, mientras que la prestación social mínima para la tercera edad se sitúa por debajo de la línea nacional de pobreza.

Las reformas pueden garantizar que la población de la tercera edad disponga de una pensión decente y al mismo tiempo mantener unas sólidas finanzas públicas. Asimismo, la OCDE apoya la ampliación de los criterios de admisibilidad del programa Beneficios Económicos Periódicos, así como el aumento de los niveles de cobertura y de prestaciones del programa de protección social Colombia Mayor. Además, reformas que reduzcan la informalidad laboral, tales como invertir más en habilidades y reducir los costos laborales no-salariales, pueden ampliar tanto la cobertura como la financiación de estos programas.

Es procedente indicar que la información para la elaboración del presente artículo fue remitida el 19 de enero por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: